| 9/28/2010 8:00:00 AM

Banco de la República descarta burbuja inmobiliaria

La presidente Ejecutiva de Camacol, Martha Pinto de de Hart, asegura que el incremento en los precios de la vivienda nueva no pueden calificarse como una "burbuja inmobiliaria".

“El Reporte de Estabilidad Financiera del Banco de la República confirma lo sostenido por Camacol en el sentido que el incremento registrado en los precios de la vivienda nueva no puede calificarse como una “burbuja inmobiliaria” de la que pueden derivarse grandes riesgos para la estabilidad del sistema financiero y el patrimonio de los hogares”, dijo Martha Pinto de de Hart, presidente Ejecutiva de Camacol.

Aunque los precios han aumentado, no se perciben ninguno de los síntomas que caracterizan a las “burbujas”: crecimiento muy rápido en los precios, aumento de la cartera acompañado por deterioro de su calidad, y sobre endeudamiento. El sector edificador enfrenta una restricción de oferta de suelo que ha aumentado su precio y que, a pesar del comportamiento de los otros insumos de la construcción, se ha terminado trasladando al precio de venta.

“Es importante hacer frente a la escasez de suelo para reducir la presión sobre los precios de la vivienda nueva, ya que su encarecimiento afecta las posibilidades de acceso de quienes en la actualidad no son propietarios pero desean serlo. A pesar de este efecto sobre el acceso, los aumentos moderados de los precios de la vivienda son positivos porque cuando el precio de la vivienda aumenta, aumenta el patrimonio de los hogares. También es bueno para el sistema financiero, que con el aumento de precios experimenta una mejora en el valor de sus garantías y reduce su exposición a pérdidas.” Puntualizó la dirigente gremial.

Construcción con buenos indicadores
En el renglón de vivienda es muy importante destacar el aumento en el área construida de vivienda de interés social, en buena medida asociado a la ejecución de los macroproyectos de interés social nacional. El crecimiento en VIS es fundamental y está en línea con la meta gubernamental de construir un millón de viviendas, de las cuales 670.000 corresponden a viviendas de interés social.

“Creemos importante no perder de vista la importancia en la generación de valor agregado que tienen los segmentos de vivienda no VIS y el no residencial (bodegas, oficinas, locales comerciales, etc.) En estos dos sectores se potencializa la generación de valor agregado de la cadena de valor de la construcción que se reflejan en el PIB sectorial y en el total”, indicó Martha Pinto.

En cuanto al PIB la Presidente de Camacol manifestó que la cifra de crecimiento del PIB produjo sorpresa en el sector constructor. Todos los indicadores de actividad, tanto las Licencias de construcción como los del censo de actividad edificadora de Camacol, nos hacían pensar que se registraría un crecimiento modesto, pero positivo.

“Entendemos que el Dane realizó un ajuste metodológico para el cálculo del PIB de edificaciones a partir de 2010 que podría estar modificando la medición de la actividad del sector y ya hemos iniciado aproximaciones con esta entidad para aclarar el alcance de dicho cambio.” Concluyó Martha Pinto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?