| 7/27/2009 12:00:00 AM

Banco de la República analiza posible nuevo recorte de tasas

El Banco Central analiza un recorte adicional en la tasa de interés este año ante el rápido declive de la inflación, al tiempo que mostró preocupación por la fortaleza del peso.

Pese a que la autoridad monetaria mantuvo el viernes inalterada su tasa de interés de referencia en 4,5 %, la decisión no fue unánime y en ella resaltó que la inflación terminará este año por debajo del 4,5 %, frente al 7,67 % en el 2008.

Se trató de la primera pausa en los recortes de tasas por parte del banco emisor desde diciembre del año pasado, cuando inició una campaña que llevó al tipo a un descenso de 550 puntos base, en busca de apoyar una recuperación de la alicaída economía.

Además, el organismo eliminó de su comunicado la frase de su documento de junio, cuando expresó que no esperaba modificaciones en la tasa en el futuro cercano.

"Precisamente este compromiso desaparece del comunicado, lo que sumado a la magnificación de las tendencias recientes de las variables económicas, abriría campo para nuevos recortes en la tasa de interés de referencia", precisó un informe del Banco de Bogotá.

El gerente del Banco Central, José Darío Uribe, admitió que una minoría del directorio de siete miembros votó en la reunión del viernes por un recorte de la tasa.

"Podrían reducir 50 puntos básicos si la inflación sigue baja y el desempleo elevado. Especialmente ahora que el tipo de cambio se aprecia", consideró el consultor Juan Carlos Echeverry, de la firma Econcept.

¿MEDIDAS CAMBIARIAS?

Pero, pese a que la apreciación del peso contra el dólar jugaría a favor de un nuevo recorte de tasas, el banco emisor mostró preocupación por el actual nivel del tipo de cambio y por primera vez reconoció que la moneda se ha fortalecido más de lo previsto por el organismo.

"La Junta Directiva es consciente de los riesgos asociados a la apreciación del peso en un ambiente de demanda externa débil, y continuará revisando cuidadosamente la situación del mercado cambiario", alertó el directorio en el comunicado.

El alza del peso está golpeando a los exportadores, que pagan sus costos en pesos, pero reciben dólares a cambio de sus ventas al exterior.

La moneda acumula una apreciación del 12,2 % en lo que va del 2009, que se ha acentuado en el último mes, producto de la expectativa de ingresos de flujos provenientes de recientes colocaciones de bonos de empresas colombianas en el exterior.

El alza del peso llevó al banco emisor a comprar US$180 millones la semana pasada a los intermediarios del mercado, a través de una subasta para controlar la volatilidad.

"El comentario sobre la tasa de cambio deja la percepción de que podrían estar pensando en diseñar algún tipo de intervención", dijo el analista Mario Nigrinis, del banco BBVA Colombia.

 

 


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?