| 7/10/2012 12:00:00 PM

Banco Mundial dispone recursos para desastres naturales

El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó un préstamo de desarrollo de políticas por US$250 millones para apoyar la gestión de riesgos de desastres asociados a fenómenos naturales. Asegura liquidez inmediata después de la declaratoria de un desastre nacional.

El préstamo, que contribuirá al diseño de 300 planes de gestión de riesgo en municipios con alto índice de población vulnerable, se integra así a la estrategia del gobierno central para prevenir daños, reducir pérdidas y controlar la volatilidad fiscal como consecuencia de fenómenos naturales adversos.

La reducción del riesgo de desastres es una prioridad para el gobierno colombiano. El país andino tiene la tasa más alta de desastres recurrentes provocados por fenómenos naturales en América Latina. En los últimos cuarenta años, los desastres han producido en el país pérdidas por US$7.100 millones y en los últimos treinta cerca de 10,000 personas han fallecido y más de 14 millones han sido afectados por inundaciones y deslizamientos. Tan solo las inundaciones causadas por el Fenómeno de La Niña en 2010 y 2011, afectaron a 3.5 millones de personas, en su mayoría de bajos recursos.

“Este préstamo apalanca acciones para el conocimiento del riesgo, su reducción y el manejo de desastres como grandes pilares de la política nacional y del Sistema Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, según lo establece la reciente Ley 1523 de abril de 2012,” afirmó Carlos Iván Márquez Pérez, Director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastre.

Esta operación tendrá efectos positivos sobre los sectores más vulnerables al proporcionar apoyo a las políticas del gobierno que buscan combatir la pobreza mediante el fortalecimiento de la gestión del riesgo de desastres en Colombia.

Estudios del Banco Mundial demuestran el benéfico impacto en integrar la gestión del riesgo de desastres como parte de las políticas pública, planificación e inversión. A fin de minimizar las pérdidas cada vez más frecuentes y de mayores dimensiones, es fundamental un cambio radical en las políticas de desarrollo y en las prácticas de gestión territorial y sectorial, según dichos estudios. Señalan también la necesidad de definir responsables tanto públicos como privados, incluyendo a la sociedad civil, como parte de la estrategia de reducción de la vulnerabilidad fiscal del Estado.

“Los fenómenos naturales han devastado en Colombia a millones de personas. El país construye con estos esfuerzos un mayor blindaje ante desastres y se coloca a la vanguardia en el manejo de riesgos a nivel mundial”, afirmó Gloria M. Grandolini, Directora del Banco Mundial para México y Colombia.

La iniciativa aspira a mejorar la gestión del riesgo de desastres mediante el establecimiento de estrategias de coordinación y así formular al menos 300 planes municipales para la gestión del riesgo ante desastres.

Además de mejorar la gestión del riesgo de desastres en la planeación del uso del suelo.

También se permite mejorar las políticas y herramientas para reducir el riesgo en el sector de la vivienda mediante un inventario a nivel municipal que incluya viviendas en zonas de alto riesgo.

Por segunda vez Colombia hace uso de ese producto innovador conocido como Opción de Desembolso Diferido por Catástrofes o CATDDO por sus siglas en inglés. El instrumento ofrece liquidez inmediata cuando las autoridades declaran un desastre de carácter nacional. De hecho, opera como una línea de crédito y los recursos se utilizan sólo en caso de ser necesario.

Los CATDDO hacen parte de un menú de productos y servicios de financiamiento que ofrece el Banco Mundial con el objetivo de reducir vulnerabilidades por desastres naturales y proporcionar mecanismos rápidos de desembolso que incluyen CAT Bonds (utilizados por México en 2009), seguros de derivados climáticos (Malawi en 2009, 2010 y 2011) y “pools” de aseguramiento multi-país (el Caribe en 2007).

El paquete de servicios ofrecidos por el Banco Mundial en América Latina y el Caribe incluye también servicios de conocimiento, asistencia técnica, y de facilitación – los cuales estimulan la elaboración de estudios como el “Análisis de la Gestión del Riesgo de Desastres en Colombia” y el intercambio de experiencias exitosas a nivel global. Los programas del Banco Mundial enfocados a prevención y reconstrucción en Colombia se remontan a la década de los noventa.

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el Departamento Nacional de Planeación y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres serán los responsables de la coordinación y la ejecución del programa. Se trata de un préstamo con 18 años de gracia a una tasa de interés fija a pagar el 15 de febrero de 2030.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?