| 10/3/2014 5:00:00 AM

El petróleo y la sal, lo bueno y lo malo de la región central

El informe del Emisor destaca que durante el segundo trimestre se deterioró significativamente la extracción de petróleo, pero aumentó la producción de sal en Cundinamarca.

El balance logrado por la economía de la región Centro en el transcurso del segundo trimestre de 2014 mostró, en medio de su heterogeneidad, una situación de relativa normalidad en los principales cultivos semestrales, a pesar de la alteración climática y el decremento del valor de los créditos otorgados por Finagro.

También se deterioró significativamente la extracción de petróleo, pero aumentó la producción de sal en Cundinamarca.

En el comercio exterior, hubo reducción tanto en las exportaciones, en especial de productos tradicionales, como en las importaciones; el área aprobada para construcción también se redujo, aunque los despachos de cemento hacia la zona aumentaron, al igual que las transacciones del mercado inmobiliario.

Las ventas del comercio fueron lentas en abril y mayo, y solo se recuperaron en junio cuando crecieron de manera importante, mientras que la comercialización de vehículos desmejoró en este último mes.

Las captaciones del sistema financiero crecieron a un ritmo superior que el del año anterior y del promedio nacional; entre tanto, la cartera avanzó por la dinámica de los créditos para vivienda y consumo. La salida de pasajeros tanto terrestres como aéreos aumentó en el período, así como la ocupación hotelera en Ibagué.

El comportamiento de los principales cultivos transitorios fue relativamente normal durante los meses de mayo y junio, pues el mejoramiento de la situación climática permitió que se pudieran realizar las siembras que estaban pendientes; sin embargo, el valor de los préstamos desembolsados para la región por el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro) decreció anualmente en $5.455 millones (-0,9%), mientras que el número de créditos bajó de 34.558 a 29.852; la distribución de los recursos fue la siguiente: Tolima 36,5%, Cundinamarca 31,7%, Huila 26,5% y Caquetá 5,3%.  

Por su parte, la producción de petróleo en la zona cayó en términos anuales en 11,4% en el primer semestre del año, con lo que superó ampliamente el descenso presentado en el ámbito nacional de 2,3%. Entre tanto, la producción de sal en Cundinamarca se incrementó 4,8% en el segundo trimestre de 2014, con lo cual logró una participación de 77,9% en el total nacional.

En lo que respecta al comercio exterior de la región, las exportaciones registraron una reducción en el semestre de US$290.426 miles (-21,1%), frente a igual lapso del año precedente, la cual fue mayor en los productos tradicionales (-33,0%) que en los no tradicionales (-13,6%). Así mismo, las importaciones realizadas en lo corrido del año hasta junio, se contrajeron en US$264.441 miles (-9,6%), con respecto al primer semestre de la vigencia anterior; por sectores, el agropecuario disminuyó 16,0%, el minero 43,2% y el industrial 9,2%.

En la región, el área aprobada para edificar en el primer semestre presentó una reducción anual de 9,1%, lo cual contrasta con el comportamiento del agregado nacional donde se obtuvo un crecimiento interanual de 6,1%. El descenso más significativo se produjo en el Tolima donde la caída ascendió a 33,9%. En cuanto a los despachos de cemento gris, la zona logró un incremento anual de 21,0%, con lo cual se recibió el 16,3% del total nacional.  

El despacho de pasajeros aéreos experimentó entre enero y junio de 2014 un crecimiento de 5,9%, lo que significó que desde las principales capitales de la región Centro se movilizó el 37,5% de los viajeros nacionales; el aeropuerto de Bogotá ocupó de lejos el primer lugar, seguido por las terminales aéreas de Neiva, Ibagué y Florencia.

Al cierre de junio, las captaciones de las instituciones financieras de la región Centro ascendieron a $10,9 billones, superiores en 19,8% al valor registrado en igual mes de 2013; tal incremento sobrepasó en 9,3 puntos básicos la variación del agregado nacional (10,5%). Entre tanto, el saldo de la cartera bruta se ubicó en $14,2 billones, donde sobresalió el aumento anual de la cartera de vivienda (36,4%). En menor proporción variaron los créditos de consumo, los microcrédito y los comerciales

De acuerdo con las cifras del DANE, entre abril y junio de 2014 la tasa de desempleo para las 23 principales ciudades del país ascendió a 10,1%, y fue superada, entre otras, por tres de las capitales de la región Centro: Ibagué (13,4%), Florencia (12,5%) y Neiva (10,9%), mientras que Bogotá D.C. logró 8,7%. En materia de inflación, los resultados mostrados por la capitales de la región fueron los siguientes: Neiva 3,0%, Bogotá e Ibagué 2,9% y Florencia 2,7%, en tanto que la media nacional fue de 2,8%.

La inversión neta en sociedades en los departamentos de la región, sin incluir Cundinamarca, creció 36,0%, impulsada básicamente por el avance registrado en el sector agropecuario (904,0%), en especial por la inyección de capital en la actividad avícola del Tolima.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?