| 3/31/2012 1:00:00 PM

Bajas tasas de interés han impulsado consumo de los hogares

Las compras de bienes como televisores y automóviles se vieron beneficiadas por las tasas de interés que durante todo el año permanecieron por debajo de sus promedios históricos calculados desde 1998, según el primer informe del año del Banco de la República al Congreso.

A pesar de la deteriorada situación económica internacional, en 2011 el consumo de los hogares mostró un dinamismo solo comparable con el observado en períodos de auge económico.

Así lo muestra el primer informe del año del Banco de la República al Congreso, en el que señala que el año pasado el consumo de los hogares se expandió 6,5%, casi dos puntos porcentuales (pp) más que en 2010.

De acuerdo con el banco central, los grandes impulsores de dicho consumo fueron los bienes durables y semidurables (como televisores y automóviles), los cuales crecieron a una tasa promedio de 20% anual.

“Las compras de estos tipos de bienes se vieron beneficiadas por tasas de interés que durante todo el año permanecieron por debajo de sus promedios históricos calculados desde 1998”, indica.

Además, destaca que también tuvo un papel importante el sistema financiero que estuvo en capacidad de ofrecer suficientes fondos para cubrir las necesidades de crédito de los agentes (la cartera de consumo en términos reales creció cerca del 20% en 2011).

De igual forma, tal como en el caso de la inversión, el consumo privado se vio beneficiado por la leve apreciación del tipo de cambio que contribuyó a abaratar los bienes durables, con los vehículos como ítem principal.

Es así como en 2011 se rompieron de nuevo los récords de ventas de carros, aunque en el segundo semestre del año se registró una desaceleración en su tasa de crecimiento.

Igualmente, el informe indica que los bienes no durables y los servicios también mostraron un buen desempeño. Estos gastos se aceleraron en 2011 y contribuyeron en conjunto con más de la mitad del crecimiento del consumo de los hogares.

“En términos generales, este último aumentó en un contexto caracterizado por un mercado laboral que mostró menores tasas de desempleo, una confianza de los hogares, que, a pesar de su dispar comportamiento durante el año, mostró niveles que pueden considerarse altos, y por un leve incremento de las remesas”, señala.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?