| 11/27/2012 2:20:00 AM

Aval de Eurocámara a TLC con Colombia no cayó tan bien

Los grupos de izquierdas y ecologistas del Parlamento Europeo (PE), así como los sindicatos y organizaciones obreras en Bruselas, criticaron hoy la luz verde de una comisión de la Eurocámara TLC negociado entre la UE y Colombia y Perú.

La Comisión de Comercio Internacional del PE adoptó hoy una recomendación a favor de la entrada en vigor de dicho acuerdo comercial, lo que deja vía libre para que el pleno de la Eurocámara le dé el respaldo final.

Tras conocer el resultado de la recomendación, tanto la izquierda unitaria europea como el partido ecologista (Verdes) de la Eurocámara emitieron sendos comunicados en contra del acuerdo, en una postura enfrentada a la de los conservadores (PPE) y socialdemócratas (S&D).

Para el eurodiputado alemán del GUE/NGL Helmut Scholz, "el estudio de impacto de la propia Comisión de Comercio Internacional dejaba claro las consecuencias negativas para los recursos naturales y los pobres de Colombia y Perú (...) y la destrucción de empleos en España y el sur de Europa".

Según Scholz, el acuerdo rebajará las tarifas del banano importado a Europa y beneficiará a multinacionales como Chiquita.

El acuerdo también fue calificado de "vía libre para los intereses corporativistas" por la eurodiputada alemana de los Verdes Franzisca Keller.

"Qué cinismo: ayer, todavía, representantes de la sociedad civil explicaron detalladamente delante de la Comisión cómo el acuerdo llevaría a empeorar la situación de los derechos humanos. Y hoy una mayoría de eurodiputados adopta el dossier sin el más mínimo parpadeo", resaltó.

En el mismo sentido se pronunció la Confederación Internacional de Sindicatos en Bruselas, que apuntó además que el acuerdo "no ataja correctamente la continua violencia que sufre los sindicalistas en Colombia y Perú ni el respeto a los derechos humanos exigible".

Desde la Oficina Internacional de Derechos Humanos-Acción Colombia (Odhiaco) denunciaron que los eurodiputados "no han escuchado a más de 160 comunidades rurales y ONG europeas e hispanoamericanas que le pidieron no ratificar el TLC entre la UE con Colombia y Perú".

"Su petición se basaba en las dramáticas consecuencias que este tratado puede tener en los derechos humanos, la soberanía alimentaria de las comunidades, en la contaminación del entorno de vida de pueblos enteros y en la destrucción de sectores de la economía", indicó en un comunicado la ONG.

Por contra, el Partido Popular Europeo (PPE) se felicitó por la luz verde al TLC y señaló que las comunicaciones, la maquinaria y los automóviles europeos ganarán un mejor acceso a los mercados de de esos dos países andinos, según una nota informativa de la formación.

La eurodiputada española socialista Josefa Andrés, en la misma línea, valoró el acuerdo y se mostró satisfecha de que incluya una cláusula que contempla su suspensión unilateral e inmediata si alguna de las partes comete una violación de los derechos humanos o laborales.

El texto -aprobado por los eurodiputados por veinte votos a favor, cuatro en contra y una abstención- representa un paso decisivo en el camino para que el tratado pueda entrar en vigor, dado que esta comisión parlamentaria era la encargada de emitir una recomendación oficial para la votación definitiva en el pleno, que tendrá lugar el 11 de diciembre, según fuentes parlamentarias.

El tratado que liberalizará el comercio entre la UE y Colombia y Perú se cerró en mayo de 2010 y, desde entonces, ha ido superando distintas etapas de cara a que pueda finalmente entrar en vigor.

EFE
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?