| 12/10/2014 7:00:00 AM

La fórmula no cuadra

Las negociaciones por el aumento salarial comenzaron con una expectativa de inflación causada en 2014 por encima de los 3,70 puntos, lo que arroja un aumento basado en la fórmula tradicional de 4,5%. La propuesta de los empresarios es de 4,2%.

Una vez empleados y empleadores conocieron el dato relacionado con la productividad laboral de los trabajadores colombianos durante el año en curso, las cartas se pusieron sobre la mesa y las propuestas de los gremios y los representantes de los trabajadores se dieron a conocer.

De acuerdo con el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) Alejandro Pedraza, el dato presentado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP), fue de 0,9%, cifra inferior a la entregada el año pasado por dicho organismo.

“Resulta absurdo que con las cifras entregadas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, donde se evidencia que el desempleo formal ha aumentado considerablemente, el dato de competitividad presentado en la mesa de concertación este por debajo que el del año pasado”, señaló.

En cuanto al segundo dato utilizado para definir el incremento salarial de los colombianos - inflación causada 2014 – las expectativas de los técnicos apuntan a un dato por encima del 3,70%.

Sin embargo, basados en el encarecimiento del costo de vida de los colombianos durante 2014, los representantes de los trabajadores decidieron que lo más apropiado era solicitar un aumento de 9,5%, equivalente a $58.520 frente al dato actual.

"Los empresarios nos decepcionaron"

Según el señor Pedraza, la propuesta con la que llegaron a la mesa los empresarios fue una “decepción total”, puesto que ni siquiera aplicando la tradicional fórmula de inflación causada más productividad laboral, el dato no llegaba al 4,2%, sino que daba un 4,5%.

Por lo tanto “no es normal ni justo que ni siquiera aplicando las normas de juego tradicionales y acordadas previamente, se tenga una propuesta acorde con las mismas”, señaló

"El Gobierno no cumplió"

Hay un elemento fuerte que pone en riesgo la negociación y proviene de una serie de compromisos adquiridos por el Gobierno durante las reuniones de 2013, concerniente al pago de ocho puntos de capitalización a la salud que se le dio a los empleadores más el retorno de dominicales y festivos.

“Burlar ese acuerdo genera incredulidad frente al Gobierno y pone en riego la permanencia de los sindicatos en dichas reuniones, por lo tanto, si el Ejecutivo no se pone al día en sus promesas, tendrá que entrar en vigencia el decreto presidencial”, señaló.

"La Reforma Tributaria sí ha impactado la negociación"

Según el representante de los trabajadores, el Consejo Gremial han reconocido en el marco de los diálogos, que la incertidumbre generada por la Reforma Tributaria no permite que exista un concenso entre los representantes de la contraparte para tomar decisiones definitivas frente a esta discusión.

Por parte de los empleadores, la propuesta consiste en aumentar un 4,2% los salarios básicos en Colombia, que ascienden a $25.872.

El próximo lunes se reunirán nuevamente las partes para buscar llegar a una solución mediada, antes de que llegue el plazo que inste al Gobierno a tomar la decisión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?