| 1/29/2014 6:15:00 AM

Endeudamiento en 2014 no luce peligroso

Las estimaciones de Asobancaria plantean un aumento del crédito de 14% en 2014, con lo cual subirá a 41% del PIB. ¿Existen riesgos?

Asobancaria, gremio representativo del sector financiero colombiano, estima que para 2014 el incremento en los créditos que se desembolsarán en el país será de 14% y que éste no afectará la estabilidad financiera del país.

Explica la entidad que con el mencionado aumento no existen riesgos ya que no se alejará mucho de su tendencia de largo plazo, con lo cual no existirá el riesgo de un desbordamiento. El año pasado el crecimiento fue de 12%, lo que equivale a 37% del PIB. El incremento de la cartera total se basó en la aceleración del crédito comercial y de vivienda, que compensaron las desaceleraciones en el crédito de consumo y en el microcrédito.

La segunda razón por la cual no se presentarían riesgos en la estabilidad financiera es porque la capacidad de los deudores de cumplir con sus obligaciones es buena.

El año pasado, la capacidad de los hogares para pagar deudas no se deterioró. La carga financiera de las familias en 2013, medida por el Banco de la República se incrementó 30 puntos básicos, para llegar a 14,2%.

La deuda empresarial se ubicó en 23,3% del PIB, creciendo un poco más el año pasado debido a las empresas grandes, sin embargo, no ha afectado la capacidad de pago de las firmas.

Para este año se prevé una expansión en los créditos de vivienda y microcrédito y más lento en consumo y comercial.

2013 para los bancos

De acuerdo con el informe de Asobancaria, 2013 fue un año de expansión para la banca y las cifras a noviembre revelan un aumento de los activos de 15,6% y de cartera en 12,6%. No pasó lo mismo con las utilidades que hasta noviembre fueron de $5,9 billones, una subida de 0,8% anual.

“Las nominales prácticamente no aumentaron y las reales disminuyeron”, señala el estudio.

¿Qué pasó? Se puede pensar que el estancamiento de las utilidades se debió a la crisis de los TES de la primera mitad de 2013, causada por las expectativas de disminución del estímulo monetario cuantitativo en los Estados Unidos. Aunque sí tuvo un efecto sobre las utilidades de los bancos, no fue el más considerable.

Los factores que más contribuyeron negativamente a la variación de las utilidades fueron, en su orden, los costos administrativos, las provisiones netas y los ingresos financieros netos diferentes de intereses.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?