| 1/13/2011 5:45:00 PM

Aumentan presiones inflacionarias según analistas

Las expectativas inflacionarias en Colombia aumentaron para el 2011, reveló el jueves un sondeo del Banco de la República, en medio de las presiones sobre los precios de los alimentos, impactados principalmente por la crisis de las lluvias que destruyó cosechas y la infraestructura vial.

La inflación se aceleraría a un 0,88% en enero, en comparación con el 0,69% que alcanzó en igual mes del año pasado, de acuerdo con la consulta del Banco de la República entre analistas de 45 entidades.

Pero si se tiene en cuenta sólo a las 5 entidades con mejores pronósticos durante el año pasado, la inflación de enero podría alcanzar en promedio un 0,96%.

El indicador en el primer mes de este año estaría por encima del 0,65% que registró en diciembre.

En tanto, las expectativas de inflación para el 2011 aumentaron a un 3,57%, desde 3,19% que arrojó el sondeo del Banco de la República de diciembre, precisó la consulta del emisor.

Los destrozos provocados por las lluvias elevaron los costos de transporte de los alimentos desde las zonas de producción hacia las áreas de consumo, y también disminuyó la oferta.

El Banco de la República estableció como meta de inflación un rango de entre 2 y 4%, la misma que fijó para el 2010, cuando finalizó en un 3,17%.

Según el sondeo, los analistas en promedio estimaron que el primer aumento de la tasa de interés de referencia del Banco de la República se daría en mayo, de unos 25 puntos base desde el actual 3%.

Además, el promedio de los encuestados proyectó que el tipo rector cerraría este año cerca del 4,25%.

Mientras, los analistas estimaron en promedio que la inflación en el 2012 totalizará un 3,52%.

Por otra parte, la moneda local, el peso, finalizaría enero a 1.851,72 unidades por dólar, en tanto que para el cierre del 2011 se situaría en 1.831,37.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?