| 3/21/2010 8:30:00 AM

Aumenta el número de personas que viven en condiciones miserables

Unos 227 millones de personas dejaron de vivir en condiciones miserables en el mundo en la última década, según un informe de las Naciones Unidas

El número de personas que viven en barriadas aumentó en 51 millones durante la última década, a pesar de los esfuerzos globales de frenar la pobreza, de acuerdo con un informe publicado el viernes por Naciones Unidas.

El organismo Hábitat de la ONU, con sede en Nairobi, señala que a pesar del aumento general de 827,6 millones de habitantes en las barriadas de miseria, unas 227 millones de personas dejaron de vivir en dichas condiciones la última década, el doble de varios pronósticos incluidos en los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU en el 2000.

Aunque el informe de la ONU encontró la reducción loable, por ningún motivo es suficiente.

"El éxito está altamente dirigido hacia economías emergentes más avanzadas, mientras que los países más pobres no lo han hecho tan bien", dijo Anna Tibaijuka, directora ejecutiva del programa de la ONU. "Por esta razón, no hay espacio para complacencia".

Una alarmante tendencia señalada es la del surgimiento "ciudades de refugiados" — mayormente el resultado de guerras y choques violentos.

En Amán, Jordania, 25% de los dos millones de personas que viven ahí son refugiados, la mayoría iraquíes y palestinos.

El informe indica que hay siete millones de "refugiados conocidos, personas desplazadas, buscadores de asilo y repatriados combinados" — la mayoría están migrando en grupos grandes a ciudades en regiones pobres y propensas a conflictos, principalmente en Africa.

Un problema punzante citado en el informe llamado "Situación de las Ciudades del Mundo 2010/2011" es el crecimiento desigual, particularmente en el hemisferio sur.

Esos problemas resultantes incluyen pobreza, degradación ambiental, desigualdad de ingresos y una histórica inequidad socioeconómica, marginación y varias formas de exclusión, agregó Tibaijuka.

Buffaly City, Johanesburgo y Ekurhuleni, en Sudáfrica, se encuentran entre las ciudades más desiguales, seguidas por cuatro brasileñas como Goiana, Fortaleza, Belo Horizonte y Brasilia.

Beijing y Shanghai son consideradas entre las más uniformes, aunque fueron clasificadas por ser "igualmente pobres". También aparecen en esa lista Caracas, varias ciudades en Jordania, Yakarta, Indonesia, y Dakar, Senegal.

El informe de 224 páginas sostiene que los gobiernos necesitan dar a los ciudadanos mejor acceso a la educación y al trabajo para tapar ese hueco y permitir que todos participen en las decisiones políticas que afectan la vida cotidiana. 

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?