| 12/2/2011 11:20:00 AM

Asobancaria insiste que no hay burbuja en precios de vivienda

La presidenta del gremio de los banqueros, María Mercedes Cuéllar, aseguró que el nivel de inventarios es reducido lo que evitaría que, ante una caída abrupta de la demanda, los constructores se queden con una cantidad significativa de unidades construidas sin vender.

Cifras de la Galería Inmobiliaria muestran que la rotación estimada del inventario es de cinco meses y el 73% de la oferta disponible de vivienda corresponde a unidades sobre planos.

Entre tanto, el 24% está en construcción y un 3% a unidades terminadas.

A su vez, Cuéllar aseguró que el nivel de endeudamiento de los hogares en vivienda es bajo.

"En promedio el valor del préstamo representa el 50% del valor de la vivienda, lo que deja un amplio margen para asumir una eventual caída de los precios antes de que la deuda supere el valor de la garantía", recalcó la presidenta de Asobancaria.

La cartera hipotecaria participa tan solo en el 13% de la cartera total y en el 5% del PIB, lo que implica, según Cuéllar, que un eventual estallido de una burbuja hipotecaria tendría un efecto reducido sobre la economía.

Por estos motivos, Cuéllar manifestó que "existen varios hechos que indican que el sistema está protegido ante eventuales burbujas de precios”.

De otro lado, la presidente de Asobancaria se refirió al subsidio sobre la tasa de interés para vivienda.

“Entiendo que algunos sectores al interior del Gobierno y del Banco de la República no son amigos de continuar con el subsidio a la tasa de interés, por considerar que esta medida es adecuada únicamente para períodos de crisis. En cualquier caso sería deseable desde ya estructurar y definir los recursos para tener disponible un instrumento como el Frech”, señaló Cuéllar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?