| 3/9/2011 4:40:00 PM

Asia y el Pacífico: ejemplo para el desarrollo

En un análisis de la Universidad Nacional se explica la enorme oportunidad que tiene América Latina de aprender de los procesos de desarrollo tecnológico, social y económico de esta región desarrollada.

Cuando se habla del dinamismo y el creciente liderazgo de países como China, India y la consolidación de las economías de Corea del Sur, Taiwán y Singapur, se evidencia la progresiva importancia que está tomando de la región Asia-Pacífico frente al resto del mundo, un hecho que ya es reconocido por los expertos y analistas de las ciencias económicas y sociales.

Para el decano de la Facultad de ciencias Económicas (FCE) de la Universidad Nacional de Colombia (UN), Jorge Iván Bula, para Colombia debe ser clara la importancia del desarrollo de relaciones de intercambio con esa parte del globo, en medio del vertiginoso desarrollo de la economía mundial, “mirando más allá de los socios cercanos y tradicionales del país, como los son Venezuela o Estados Unidos”.

Para el académico, la relevancia de la región Asia-Pacífico “no solamente se da por la potencialidad que estos países reflejan en términos de los intercambios de carácter comercial, científico y tecnológico; sino también por el aprendizaje que pueden brindar en los procesos de desarrollo tecnológico, social y económico en América Latina”.

De ahí que la FCE contemple la idea de un Centro de Estudios Asiáticos, basado en buena medida en el intercambio de conocimientos y experiencias en éstas áreas en torno del desarrollo de esta zona del globo, visto desde los puntos de vista social, académico y económico, y para explorar caminos para poner a las actividades científicas y técnicas en la punta del desarrollo de las economías latinoamericanas.

“Es tener mejores herramientas de análisis y de conocimiento de cuáles son los factores que contribuyen a esta región a avanzar, a partir de la experiencia china, india o coreana –entre otras-, que si bien tienen similitudes, también características que las diferencian de manera sustancial en su orden cultural, en su orden político e incluso en sus dinámicas económicas”, destaca Bula.

Por eso mismo, al interior de la FCE se llevará a cabo la realización de un diplomado en Estudios de Países Asiáticos, que iniciará el próximo 15 de marzo, con el fin de conocer y profundizar mejor en lo que es la historia pasada y reciente de estas sociedades, de manera que nos permita entender cuáles son los factores culturales, sociales y económicos que han acompañado sus actuales dinámicas.

El decano señala que “en consecuencia, se podrán proyectar no solamente las actividades económicas que, para los agentes privados y públicos, podrían interesar en desarrollo de los intercambios con estas economías; sino también habrá un mejor entendimiento por parte de la academia de qué factores han contribuido o están contribuyendo al dinamismo alcanzado por dicha región geográfica”.

Para el desarrollo de este programa académico, se consideró importante traer invitados originarios de países asiáticos y expertos locales en la materia, que puedan ilustrar y compartir conocimientos y experiencias sobre el proceso social y económico de economías como la china, la india, la japonesa o la coreana, entre otras.

“Consideramos que la universidad pública, en general y para la Universidad Nacional de Colombia, en particular, como ejes centrales del sistema de educación superior y como actores fundamentales en materia de ciencia y tecnología para el país, las experiencias del mundo asiático son valiosas en búsqueda del aprendizaje que pueden brindar en los procesos de desarrollo tecnológico, económico y social para nuestras economías en América Latina”, puntualizó el decano Bula.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?