Revista Dinero

Rosa Valdivieso y su hijo Nicolás, acompañados de la cogestora de Red Unidos.

| 5/10/2013 5:30:00 AM

Así se sale de la pobreza extrema

Creer que es posible salir de la pobreza, en un país reconocido como uno de los más desiguales del mundo, es difícil. ¿Cómo se logra?

Rosa Valdivieso y su esposo, Antonio José Rojas, fueron desplazados en dos ocasiones por un grupo armado ilegal. La primera vez ocurrió en Villeta (Cundinamarca), donde trabajaban “a mitad” en una finca, pero siendo el año 2000 empezaron los hostigamientos de la guerrilla y tuvieron que salir huyendo para proteger sus vidas y la de su primer hijo.

Llegaron a Bogotá esperando protección, trabajo y una vida digna, pero la realidad fue otra. Esta familia pasó de tener vacas, pollos y cultivos, a no tener sino necesidades.

“Comíamos lo más barato, cuando había comíamos arroz, papa, lo básico, sin carne ni nada porque tocaba pagar arriendo y la leche de mi hijo, pero a veces le dábamos leche de bolsa porque no había para más”, cuenta Rosa.


Al no encontrar trabajo, Rosa y Antonio José aceptaron una oportunidad de ir a cuidar una finca en El Guayabal (Cundinamarca). Allí vivieron un año y medio, otra vez tenían sus cultivos y se alimentaban de lo que sembraban, pero la dicha duró poco, “empezó la guerrilla otra vez a hostigar el pueblo, vinieron y saquearon, eso pasó dos veces. Pero un día llegaron los guerrilleros y desaparecieron al dueño de la finca y a nosotros nos dijeron que nos fuéramos”.

La familia regresó a Bogotá, esta vez con una mejor suerte, pues Antonio consiguió trabajo como jardinero y pudieron alquilar un apartamento. Estando en la capital, fueron a declararse como desplazados de la violencia y fueron acogidos por la red Unidos, que se encargó de iniciar un proceso para la garantía de sus derechos.

“Pude saber a qué tenía derecho, todo lo que me habían violado; además mi segundo hijo pudo tener una ayuda de nutrición, que son $50 mil mensuales y un acompañamiento para la salud de mi niño que es asmático; mi hijo mayor pudo tramitar su libreta militar; y yo pude empezar a estudiar confección de ropa”, afirma Rosa.


Con estas nuevas condiciones de vida, Rosa, su esposo y sus dos hijos fueron promovidos, es decir declarados como una familia que logró salir de la pobreza extrema, no sólo en su nivel de ingresos, sino también por la estabilidad en la dinámica familiar.

El hijo mayor hoy tiene 19 años, está estudiando en el Sena y haciendo su práctica en una entidad financiera; ella continúa estudiando confección y aspira a montar su propio taller, al mismo tiempo que cuida a su hijo menor; y su esposo sigue trabajando como jardinero y ahora quiere terminar sus estudios básicos.

“Estar aquí es una bendición de Dios, tener un techo digno, vivir tranquilo porque sé que no nos van a sacar a la media noche a punta de amenazas. Con el acompañamiento de Unidos ha sido muy completo todo”, asegura Rosa.

¿Cómo se mide la pobreza extrema?

En Colombia la pobreza se mide en dos frentes, por ingreso y por el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM). El primero calcula si la familia tiene o no un ingreso monetario suficiente para cubrir las necesidades básicas, y el segundo es una apuesta del Gobierno que construyó este índice con base en una metodología de la Universidad de Oxford, que evalúa varias dimensiones: educación, niñez y juventud, trabajo, salud, vivienda y servicios públicos.

“Se hace un equilibrio de cuántas variables de estas están chuleadas y cuáles tienen algún nivel de privación, como cada variable tiene un peso diferente, al final lo que se dice es que una familia es pobre multidimensionalmente si tiene más del 33% de las variables privadas”, explicó Juliana Sánchez, responsable de la Oficina Asesora de Planeación de la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema (Anspe).

Tomando los datos arrojados por el Sisben que, explicado por Sánchez, “es un indicador multidimensional y una encuesta a la que todas las familias pueden aplicar”, se establecen cuáles son los hogares más vulnerables y que requieren atención para que superen la pobreza extrema.

“Con Unidos, primero se identifica cuáles son las necesidades y se hace una gestión con la red de aliados, públicos y privados, para ayudarlos”, sostuvo Juliana Sánchez, quien aclaró que este acompañamiento lleva a cumplir unos logros en el mejoramiento de las condiciones de vida de una familia, hasta que se puede decir que superó la pobreza extrema y por lo tanto son “promovidos” o “graduados” del programa y se continúa con un seguimiento de sostenibilidad.

Pero aunque pareciera que la fórmula ya es un éxito, el proceso para la superación de la pobreza es largo y lleno de obstáculos, pues todas las familias son diferentes y mientras hogares como el de Rosa y Antonio José, en general es “funcional”, hay otros en que los problemas son difíciles de vencer.

Hay dos condiciones para considerar que una familia superó la pobreza extrema:

- La primera es por IPM:
el programa debe haber operado en un hogar y se deben haber cumplido, como mínimo, el 50% de los logros, asociados a infancia y vivienda especialmente. Además debe ser un requisito que no hayan riesgos altos en la dinámica familiar como el maltrato intrafamiliar, abuso sexual y trabajo infantil.

- La segunda condición se explica por ingresos así: una familia es considerada como no pobre cuando en un hogar de 4 miembros se reciben ingresos monetarios superiores a $808.000. Pero cuando tiene ingresos superiores a los $364.000, pero menores a los $808.000, es considerada pobre moderado, lo que significa que salió de la pobreza extrema, pero sigue siendo pobre.

“En la Red Unidos, a los pobres moderados no se les promueven sino que quedan condicionados al momentos en que reciban una oferta de generación de ingresos, pero si no la reciben en empleabilidad o emprendimiento, no se promueve”, señaló la Asesora de la Oficina de Planeación.

Recientes cifras de pobreza en Colombia, según el Dane y el Departamento Nacional de Planeación:

- Entre 2010 y 2012, 1,7 millones de colombianos salieron de la pobreza.
- En 2010 el índice de pobreza era de 37,2% y bajó a 32,7 en 2012.
- La pobreza extrema pasó de 12,3% a 10,4% en el mismo lapso de tiempo.
- El Índice de Pobreza Multidimensional se redujo de 30,4% a 27%.
- Perú es el primero al lograr restarle al índice de pobreza 6,5 puntos, mientras que Colombia lo hizo en 4,5 puntos. Le siguen Uruguay y Brasil.
- En el Índice de Desigualdad, Ecuador es el país que registra la mayor disminución, logrando 3,5 puntos menos, mientras que Colombia logró 2,2 puntos menos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×