| 5/9/2012 3:00:00 PM

Arrendar es cada vez más una alternativa para la vejez

La tendencia de viviendas nuevas y usadas cada vez más pequeña se mantiene. El mercado de arrendamientos en Bogotá para estratos 4, 5 y 6 tuvo un aumento en precios y número de transacciones del 9% en promedio.

La presidenta de Unifianza, Clemencia Parra, aseguró que cada vez más lo colombianos ven la adquisición de vivienda como una alternativa de pensión, porque la rentabilidad podría llegar a superar el 8% anualmente. El valor promedio de los arriendo está entre $915.000 y $2,6 millones.

En metros cuadrados hoy los apartamentos con en promedio un 1,8% más pequeños, pero los precios han aumentado entre 4% y 9%.

En marzo de 2011, la participación de los arriendos en estratos 4 el 43% del total de los inmuebles se ofrece en arriendo, el 40% en estrato cinco y el 55% en estrato seis. Para la presidenta de Unifianza este factor evidencia que cada vez más personas están comprando una segunda vivienda como opción de inversión o pensión.

El cálculo de rotación en días y meses también cayó. En 2011 se tardaba 90 días en arrendar un inmueble hoy es promedio es de 87 días en estrato 4.

En estrato 6 el tiempo de espera es de 126 días, mientras que en 2011 el indicador era de 165 días.

“La información recolectada y analizada también permite establecer el tamaño del mercado de arrendamientos en Bogotá y visualizar la dinámica de este mercado en los cuales se estima que en los estratos 4, 5 y 6 en el período Abril 2011-Marzo 2012 se arrendaron en la ciudad cerca de 17.300 viviendas por valor de $25.600 millones y en el período Abril 2010-Marzo 2011 se arrendaron cerca de 15.700 inmuebles por valor de $23.300 millones; lo que evidencia un crecimiento en número de inmuebles arrendados del 10,5% y en valor del 9,8%”, dijo Parra.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?