| 7/8/2014 7:15:00 AM

División por apoyos agrarios

Los incentivos otorgados por el Gobierno para el maíz generan opiniones divididas dentro de los productores que insisten en que las medidas no son suficientes.

La Federación Nacional de Cultivadores de Cereales, Fenalce, confirmó los apoyos del Ministerio de Agricultura que otorgará un incentivo para dar coberturas en el precio a 47.750 toneladas de maíz amarillo tecnificado y que haya sido sembrado en el primer semestre de 2014.

De acuerdo con el reporte de Contexto Ganadero, para algunos de los productores y actores del sector, la medida no es la solución.

Cabe recordar que la cartera mediante la Resolución 252 de 2014 establece el Programa de Incentivos de Coberturas de Precios para los productores de maíz amarillo tecnificado.

Es decir, que a los productores que tienen hasta 10 hectáreas sembradas de maíz amarillo se les reconocerá un apoyo máximo de hasta $96.000 por cada tonelada, a los campesinos que tienen entre 10 y 40 hectáreas del producto se les reconocerá un auxilio de hasta $70.000 por tonelada y aquellos que tienen más de 40 hectáreas sembradas de maíz amarillo recibirán un apoyo de $62.000 por cada tonelada cosechada.

Según el ministerio este incentivo tiene el propósito de fomentar la cultura del almacenamiento en el sector maicero, adecuar el nivel de oferta nacional y proteger los ingresos de los productores y la toma de cobertura de precios.

Esto teniendo en cuenta la competencia que tienen los productores locales, con la entrada en vigencia de los Tratados de Libre Comercio, TLC, que ha firmado Colombia.

De acuerdo con Henry Vanegas Angarita, presidente de Fenalce, este incentivo es una medida contracíclica que ha contribuido a defender el ingreso del productor nacional para estar en un umbral competitivo con el mercado internacional.

Esas medidas contemplan la cobertura del precio internacional, nosotros somos tomadores de precio y si a nivel internacional este se desploma, tenemos que estar cubiertos, hay otros que tienen cobertura cambiaria con respecto al dólar”, explicó en el reporte de Contexto Ganadero el dirigente gremial.

Así mismo, señala que con ese incentivo los maiceros han podido apaliar la volatilidad del precio y el sector se ha podido formalizar.

La medida también sirve para compensaciones en situaciones de bajos precios, al punto de tener en este momento a 700 productores de maíz que hace uso de las coberturas.

Además indica que “gracias a la labor gremial el 50 % del área está tecnificado y el otro porcentaje es tradicional, entonces esos instrumentos sirven para que el sector se fortalezca”.

Sin embargo, para Pedro Rojas, productor del departamento de Tolima, la iniciativa del Gobierno nacional para darles a los campesinos este tipo de incentivos es tan solo una medida de caracter político, que hace ver a los agricultores como “mendigos”.

“La verdad no estoy de acuerdo con estos incentivos, el Gobierno nos tiene que dar formas de comercializar nuestros productos a un precio justo, producir a unos costos racionales, mediando que los precios de los insumos sean acordes, no necesitamos estar poniendo la mano. Cuando se dan esos incentivos lo que se está haciendo es política y aparecemos como mendigos”, señaló Rojas en dicho reporte.

Por su parte, Vanegas indicó que otras medidas como el apoyo al transporte o a la comercialización son muy coyunturales y que primero se tuvo que haber dado solución a varios aspectos como la forma en la que funciona el mercado y la infraestructura.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?