| 4/23/2012 3:53:00 AM

Animales gigantes para combatir la crisis

Fue una apuesta, pero en 2004, la ciudad de Nantes, en el occidente de Francia, decidió arriesgarse. Con fondos del gobierno regional y de la Unión Europea, invirtió US$13,3 millones para crear un parque temático con base en unos animales gigantes mecánicos.

;
BBC
Desde entonces, los ingenieros y artistas empezaron a construir estos artefactos inmensos en una bodega transformada para el fin y con sus propias piezas. Los visitantes, entonces, pueden ver cómo se construyen los animales y luego montar en los que ya están listos.

La idea del parque es que también pueda convertirse en la base de un plan más grande para regenerar una parte de Nantes que vino a menos desde que cerraron los astilleros en 1987. Pierre Orefice es uno de los creadores de las llamadasMachines de L'Ile. Ya tenía años de experiencia produciendo teatro en exteriores y, de pronto aún más importante, contaba con la confianza del alcalde de la ciudad, quien dio el visto bueno para la inversión. Pierre y su socio en el proyecto, Francois Delaroziere, estaban convencidos de que el proyecto sería un éxito si pudieran generar una atracción amplia.

"En los parques de Disney y de Asterix, los padres son espectadores, no sienten la misma emoción que sus hijos", dice Pierre. "Estábamos seguros de que no debería haber una separación entre los mundos de los niños y los adultos. Era muy importante que un padre pudiera disfrutar la experiencia tanto como sus hijos".

Un paquidermo costoso

Casi una década después, la apuesta parece estar rindiendo frutos. La atracción estrella -un elefante de 12 metros de altura que pisotea fuerte por el parque mientras echa agua- es un gran éxito. El número de visitantes ha crecido, incluso a pesar de la crisis financiera, y este año el parque espera atraer 500.000 clientes.

Además, algunas compañías grandes han mostrado interés en asociarse al proyecto. La compañía energética EDF y el banco Credit Mutuel son algunas de las compañías que pagan US$400.380 al año por su patrocinio. Pero a pesar de ese ingreso, el parque no alcanza a cubrir sus gastos.

Después de todo, operar un elefante mecánico gigante no es barato. Necesita 2.000 litros de aceite para que funcione sin problemas y le cuesta al parque, en total, más de US$262.000 al año. El propio parque tuvo un presupuesto de casi US$4 millones el año pasado y pagó el 80% de esa suma, mientras la ciudad corrió con el porcentaje restante de la cuenta.
Pero los funcionarios locales están felices con la inversión. Argumentan que el proyecto ha creado 50 empleos altamente desarrollados en la bodega y otros 60 en las galerías.
También dicen que los ingresos turísticos fuera del proyecto compensan las pérdidas, por lo que estuvieron de acuerdo en invertir otros US$13,3 millones en la más reciente creación del parque. David Martineau trabaja para la agencia de estadísticas francesa, Insee, en Nantes.
"Fue un proyecto loco, seguro. Fue bien difícil convencer a las personas de que se unieran al proyecto".
"Pero hay que tener fe de que las actividades culturales pueden ser un motor de crecimiento en una ciudad como Nantes".
"Realmente no se puede competir con actividades turísticas en otras ciudades de Francia. No se puede competir con Burdeos, con Lyon (en turismo). Así que esto es una forma de competir".

Centro cultural

Este verano en Europa, Machines de L'Ilepresentará su más reciente creación. Se trata del Carrusel de la Vida Marina, que mide 25 metros y tendrá tres elaborados niveles de vida marina mecánica. Incluye un calamar gigante, peces voladores y una mantarraya. De nuevo, el gobierno regional, la ciudad y la Unión Europea están ayudando a financiar el parque.

Pero el creador de Machines de L'Ile, Pierre Orefice, no está satisfecho con el futuro. Describe el ambiente de negocios como "frágil" y siente la presión de tener que crear nuevas atracciones cada año. Su parque temático es parte de una idea más amplia para regenerar Nantes. Como cubre 337 hectáreas, es uno de los proyectos urbanos más grandes de Europa.

La ciudad espera que con proyectos como Machines de L'Ile, pueda convertirse en un centro cultural en Francia. Para ello necesitará inversionistas privados y más aportes del gobierno. Patrice Guillotreau es un profesor asociado de economía y negocios en la universidad de Nantes.

"La cultura recibió una inversión masiva en las últimas tres décadas y esto es muy importante para la ciudad como un factor de atracción. Hace que se vuelva atractiva para las personas".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?