| 2/22/2011 2:40:00 PM

Angelino Garzón va por el TLC en Europa

El vicepresidente, Angelino Garzón, inició una gira por Europa, que incluye Alemania, Suiza y Austria, para impulsar la ratificación del tratado de libre comercio (TLC) con la Unión Europea (UE), a lo que se oponen diversas ONG por las violaciones a los derechos humanos.

Garzón se reunirá a partir del miércoles con representantes gubernamentales de los tres países, grupos parlamentarios, empresarios, sindicatos y ONG de derechos humanos, según la agenda divulgada hoy por la Vicepresidencia.

Durante su estancia en Alemania, que se prolongará hasta el viernes, el vicepresidente se entrevistará, entre otros, con el ministro de Exteriores de ese país, Guido Westerwelle.

Ya en Suiza, Garzón, exsindicalista y encargado de la política de derechos humanos en el Gobierno que preside Juan Manuel Santos, tendrá un encuentro el 28 de febrero en Ginebra con la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navy Pillay.

Además, intervendrá en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para destacar el "esfuerzo" del Gobierno colombiano en esta materia, de acuerdo con un comunicado de la Vicepresidencia.

A partir del 2 de marzo, el vicepresidente estará en Austria, donde se reunirá con varios ministros, líderes sindicales y parlamentarios.

Decenas de ONG europeas se oponen a la ratificación del TLC entre la UE y Colombia porque argumentan que este país no ha hecho suficientes progresos en cuanto a la protección de los derechos humanos y, particularmente, de los sindicalistas.

La negociación del TLC entre la UE y Colombia y Perú concluyó en mayo de 2010, y actualmente el tratado se encuentra en un proceso de revisión jurídica.

Para que pueda entrar en vigor será necesario que lo respalde el Congreso colombiano y el Parlamento Europeo (PE).

 

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?