| 9/25/2015 5:00:00 AM

Tasas de interés en Colombia y el debate del Pacífico

En los últimos meses el mundo se ha debilitado. Las cifras en Colombia anticipan lo que eso puede significar. Hoy es el momento preciso para escuchar qué nos dice la Junta Directiva del Banco de la República sobre cómo afecta a Colombia y cuál es el mejor manejo de política económica.

El jueves 17 de septiembre la Reserva Federal abrió una nueva discusión en el mundo económico y financiero al dejar las tasas de interés inalteradas para después explicar parte de su raciocinio, dejando más dudas e inquietudes que certezas sobre la economía mundial y sus efectos sobre la economía de Estados Unidos.

Para nadie es un secreto que la economía china ya pesa en dólares corrientes un 15% de la economía mundial frente a un 4% que pesaba 10 años atrás. En ese sentido, la importancia de China hoy es la misma con la que gozaba Japón hace una década. Al mismo tiempo la economía de Estados Unidos pesa 25%, un cuarto menos que el peso de hace 10 años. Estas son algunas de las primeras formas de explicar el auge de China y la interdependencia económica global.

Tampoco es secreto que sobre todo China se convirtió en los últimos 10 años en motor y propulsor del crecimiento del resto de los países emergentes y de Asia. Por lo mismo, los efectos de China no son necesariamente críticos en las relaciones directas y convencionales con Estados Unidos sino por las implicaciones indirectas y las interconexiones globales financieras y económicas de unas redes  que hoy son más diversas y complejas.

Y no ayuda mucho al panorama mundial que Rusia y Brasil estén en una sensible recesión, al tiempo que el contagio vía exportaciones y producción industrial empieza a sentirse en Asia o que las monedas de dichos países estén experimentado presiones, generando una mayor devaluación frente al dólar.

No se trata solo de Asia emergente, pues parte de la debilidad económica regional también se ha sentido en Japón.

El asunto no solo ha sido explorado por la Reserva Federal, también ha sido mencionado por el Banco Central Europeo que no se ha apurado a actuar pero que reconoce que el caso puede constituir un riesgo para el crecimiento y la inflación en Europa.

En esas condiciones el Banco de la República se reúne hoy, con los analistas de mercado esperando en su mayoría no solo la decisión sobre las tasas de interés sino también el discurso que acompaña la decisión para tener mayores luces sobre los efectos de estos choques externos en la economía colombiana, pues lo que ha ocurrido en la economía mundial en julio, agosto y septiembre merece una interpretación de las autoridades monetarias.

¿Cuáles son los temas sensibles?

  • La reaceleración de la inflación en medio de una fuerte depreciación del peso y la intensificación del fenómeno de El Niño.
  • La aceleración en la caída de las exportaciones en julio cuando se suponía que por efectos base, el fenómeno debería frenarse en la segunda mitad del año. En este caso es importante la fuerte caída en las exportaciones de bienes industriales registrada en el mes. El mayor déficit de la balanza comercial para un mes en lo corrido del año también fue registrado en julio.
  • La aceleración en la caída de las importaciones, en parte por el consumo pero también por la inversión en maquinaria y equipo de los sectores productivos y la peor confianza empresarial para invertir se ha visto en los últimos dos meses.
  • El deterioro de la confianza del consumidor en agosto después de una importante caída en julio y la baja perspectiva de los comerciantes en cuanto a órdenes de compra por una débil demanda interna.
  • Dependiendo de cómo las autoridades se respondan estas inquietudes, podrán establecer sus proyecciones de inflación y crecimiento para la segunda mitad del año y para 2016. Hace unas semanas el coco era que la Reserva Federal subiera sus tasas de interés, hoy se empieza a evaluar es el efecto de China sobre la economía y la actividad en Colombia. Difícil porque a diferencia de muchos países, China y Asia pueden significar menos crecimiento y más inflación.
  • A su vez, como ya julio sugiere, la debilidad externa puede indicar en Colombia no sólo más déficit comercial y de cuenta corriente o como se observó en agosto en otras economías, como la propia China y Brasil, salidas de capitales de portafolio; que de contagiar a Colombia pueden enredar el manejo de la economía a nuestras autoridades.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?