| 7/1/2015 5:55:00 AM

Aumentó el empleo en Colombia pero, ¿es de calidad?

Si bien en los últimos meses el nivel de desempleo ha evolucionado favorablemente, incluso en un contexto de moderación en el ritmo de actividad real, el alto nivel de informalidad se mantiene como el principal lastre del mercado laboral colombiano.

De acuerdo con información del DANE, en promedio, entre marzo y mayo de 2015 el nivel de desocupación en las 13 principales ciudades se ubicó en 10,07%, cifra que si bien resulta levemente superior a la observada un año atrás (9,93%) es producto, en parte, de un incremento de 0,9 puntos porcentuales (pps) en la proporción de la población vinculada al mercado laboral o en busca de empleo.

A simple vista parecería que el mercado laboral ha acoplado a esta población de manera satisfactoria. Sin embargo, la informalidad, entendida como la carencia de acceso a seguridad social en salud y pensiones, permanece en niveles alarmantes (cercanos al 65%) luego de una reducción de 5 pps en un lapso de 8 años. En concreto, en lo corrido del año, se han evidenciado retrocesos en materia de reducción de informalidad, a tal punto de registrarse un aumento de 0,39 pps en el trimestre móvil febrero-abril con respecto al mismo periodo de 2015.

Variación en pps de tasa de desempleo 13 ciudades (% de PEA)
Tasa de informalidad (% de PO) frente a un año atrás


Fuente: Cálculos Dinero, DANE

Este fenómeno, además de sus implicaciones directas asociadas a la falta de acceso a seguridad social, suele guardar una alta relación con el nivel de ingresos de los trabajadores, con su nivel de formación y, por ende, con su nivel de productividad. De acuerdo con cálculos propios, con base en la Gran Encuesta Integrada de los Hogares de febrero de 2015, en Colombia existe una brecha importante en materia de ingreso mensual de la población ocupada. De hecho, es evidente cómo dicha brecha se amplía en términos absolutos conforme se avanza en orden ascendente de quintiles de ingreso.

Es así como al contrastar el 20% de los trabajadores formales con menor ingreso mensual se encuentra que aquellos que cuentan con seguridad social perciben en promedio 9 veces más ingresos que aquellos que no hacen parte del mercado laboral formal. En el caso del quintil de mayor ingresos para cada tipo de empleo, la diferencia es cercana al 300%. En efecto, se estima que mientras un trabajador formal del quintil más alto percibe en promedio poco menos de $5 millones mensuales, el trabajador informal promedio del quintil más alto gana menos de $1,3 millones al mes.

Ingreso promedio mensual de la población ocupada por quintiles de ingreso (Millones de pesos)
 
Fuente: Cálculos Dinero con base en GEIH febrero 2015 (DANE)

En suma, pese a los recientes avances en reducción de desempleo, el margen de mejora en torno a la calidad del empleo en Colombia es aún bastante amplio. Por este motivo, en adelante el Gobierno deberá continuar juntando esfuerzos con miras a seguir desmontando las rigideces del mercado laboral colombiano. Esto sumado al fortalecimiento de la educación superior, que guarda relación positiva con la probabilidad de que un trabajador se vincule al sector formal, lo que a su vez podría impactar positivamente la competitividad del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?