| 7/6/2012 2:52:00 PM

América Latina dejó de ser inmune a la crisis europea

La crisis europea es "el mayor riesgo económico externo" para Latinoamérica, advirtió hoy el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, quien no obstante se mostró convencido de que el mundo acabará reconociendo los esfuerzos que hacen la Unión Europea (UE) y España.


"Consideramos que España ha hecho lo que tiene que hacer desde el punto de pista de un nuevo gobierno que lleva seis meses. Confiamos en sus acciones y reconocemos sus esfuerzos; tenemos plena confianza en que España superará la crisis con éxito", subrayó Moreno ante el jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, durante la inauguración en Madrid de la sede del BID en Europa.

El continente latinoamericano espera crecer por encima de la media mundial en los próximos años, pero Moreno recordó que, según diversos estudios de la institución que preside, la región podría llegar a perder el 40 por ciento de su crecimiento potencial "si las economías europeas no reaccionan adecuadamente".

A pesar de ese riesgo, no dudó de que los europeos eligieron la senda correcta. "Confío en que el mundo acabará reconociendo los esfuerzos que la UE y, especialmente España, están haciendo. Seguro que saldremos de esta crisis con más y no con menos Europa".

El presidente del BID, institución multilateral creada en 1959 para fomentar el desarrollo en los países de Iberoamérica y el Caribe, aludió a la "generosidad" de España con la región a lo largo de las últimas décadas.

Agradeció no sólo la ayuda financiera recibida, sino también el haber mostrado a los países latinoamericanos "que con trabajo y disciplina se avanza" y que si se dotaban de instituciones y leyes democráticas, como había hecho España, podían aspirar al progreso.

Los latinoamericanos son la prueba de que "cuando se hacen las cosas que hay que hacer", los países salen antes de la crisis y más fortalecidos, subrayó Moreno para insistir en que la región está con España y tiene "razones sólidas" para confiar en las capacidades de un país dispuesto a retomar el crecimiento sostenible.

En este sentido, el presidente del Gobierno español recordó que América Latina es una de las regiones del mundo con mayor dinamismo económico, y por eso la UE la contempla como un "socio estratégico".

España se sitúa como una "plataforma única" entre ambas regiones, ya que es la quinta economía europea y la cuarta de la zona del euro, y mantiene importantes lazos culturales con Iberoamérica y el Caribe, donde es uno de sus principales socios inversores.

De hecho, Latinoamérica es el principal destino de la inversión española directa, incidió Rajoy.

Asimismo, hizo hincapié en la "importancia" de estrechar los lazos económicos y de amistad con la pujante región de Latinoamérica, algo a lo que contribuirá, a su juicio, la nueva sede del BID en Madrid.

Este traslado, tras treinta años en París, permitirá a España -añadió Rajoy- trabajar en incrementar su presencia en el BID, contribuir a construir un banco "más grande" y atender "mejor" las demandas de los países beneficiarios de sus proyectos de inversión y ayuda al desarrollo.

El BID, con 48 países miembros, es una institución multilateral de desarrollo creada en 1959 con el objetivo de reducir la pobreza en Latinoamérica y el Caribe a través de la financiación de proyectos de desarrollo económico, social e institucional.

España entró a formar parte del banco en 1976 y representa el 1,89 por ciento del capital accionarial de la institución. Es además el principal donante a fondos fiduciarios del organismo, con contribuciones que ascienden a más de 600 millones de euros, según el Ministerio español de la Presidencia.

EFE
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?