Dinero.com Revista Dinero

| 11/17/2012 3:00:00 PM

América Latina da lecciones a Europa

La región, que está experimentado un renacimiento económico, ha dado lecciones a una Europa deprimida por primera vez en la historia de las cumbres iberoamericanas.

La Cumbre Iberoamericana de Cádiz, que cumple 22 años desde el primer encuentro de mandatarios de América Latina y de España y Portugal en la ciudad mexicana de Guadalajara, ha sido el escenario de un cambio de prisma en las relaciones de esta comunidad de más de 600 millones de habitantes.

En esa relación de países unidos por una cultura y lengua común y con muchos altibajos ha sido recurrente durante años el reproche de los países latinoamericanos al paternalismo de los "ricos" socios europeos.

Sin embargo, en la Cumbre de Cádiz los líderes latinoamericanos exhibieron su dinamismo económico y tasas de crecimiento y esta vez fueron ellos los que tendieron la mano a España y Portugal y repartieron consejos.

En los discursos de los gobernantes latinoamericanos en el plenario de la cumbre y en el almuerzo a solas, fue unánime la crítica abierta al enfoque adoptado en Europa para atajar la crisis advirtiendo de que su exceso de austeridad ahoga el crecimiento y puede causar el contagio al otro lado del Atlántico.

La mayoría de los dirigentes recordaron cómo su región sacrificó una "década perdida" por seguir políticas de ajustes dictadas por los organismos multilaterales con plazos difíciles de cumplir.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, cuyo país ha pasado a ser la sexta economía mundial, advirtió que "la confianza no se construye solo con sacrificios" y que las políticas exclusivas, que solo enfatizan en la austeridad, están demostrando sus límites.

Otros, como Argentina o México, que forman parte del G-20, exhibieron también su fuerza y el objetivo de ganar peso en la escena mundial y en los organismos multilaterales, para lo que están interesados a su vez en el apoyo político europeo.

Hasta el canciller cubano, Bruno Rodríguez, se permitió decir que el estado de bienestar, del que se enorgullecía Europa, "parece en peligro de extinción" y la supervivencia del euro, "que fue motivo de esperanza, está amenazada".

El presidente de Chile, Sebastian Piñera, tendió la mano a España y Portugal para poner su "granito de arena" para ayudarles a superar la crisis.

"Europa es más grande que sus problemas", dijo el peruano Ollanta Humala, en un mensaje de esperanza.

"No olvidemos que todos queremos ir rápido, pero juntos podemos ir más lejos", afirmó.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, agradeció la "excelente disposición" de América Latina para contribuir a que la zona euro logre superar el momento que atraviesa y deje de ser prácticamente la única región del mundo en situación de recesión.

"América Latina se ha ganado su peso actual por sus propios medios, con esfuerzo y con paciencia, combinando la necesaria austeridad con políticas propias de crecimiento y cohesión social", reconoció Rajoy.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, invitado a la cumbre, destacó la importancia de la UE en la economía mundial y su relación con América Latina.

A pesar de la coyuntura económica menos favorable que atraviesa Europa, "la Unión Europea sigue siendo la economía mas grande y el mayor mercado integrado en términos de valor del mundo y nuestra relaciones bilaterales siguen pujantes", dijo Barroso.

La Cumbre de Cádiz sentó las bases para una renovación de la relación de la comunidad iberoamericana, con un enfoque más pragmático que aproveche la complementariedad de sus economías y desarrolle el gran potencial de las pequeñas y medianas empresas.

EFE 
                                                               

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×