| 12/16/2009 5:00:00 AM

América Latina crecerá 3,5% en 2010 dice el BBVA

En 2010 América Latina crecerá impulsada por Perú, Brasil y Chile. Los países de la región han dado un fuerte sesgo expansivo a las políticas económicas, sin provocar desequilibrios que pongan en peligro dicha recuperación.

El Servicio de Estudios de BBVA dio a conocer su informe semestral sobre América Latina, Latin Watch, en el que destaca que la región ya ha iniciado la recuperación económica, liderada por Brasil, país que ha dado sorpresas positivas a lo largo del año.

 

Para 2009 se pronostica una caída del PIB de la región de 2,6%, fuertemente influenciada por México. Cuando se excluye a dicho país la caída es de sólo 0,6%. Para 2010 se anticipa un crecimiento generalizado con un promedio regional de 3,5%, liderado por Perú, Brasil y Chile que crecerían más de 4%.

 

De cuerdo con Joaquín Vial, economista jefe de BBVA para América del Sur, un factor distintivo es que en esta ocasión, la gran mayoría de los países de la región han dado un fuerte sesgo expansivo a las políticas económicas, sin provocar desequilibrios que pongan en peligro dicha recuperación. “Ello ha sido posible gracias la creciente solidez de las finanzas públicas, el control de la inflación y la credibilidad ganada por los bancos centrales, así como la mayor flexibilidad de los mercados cambiarios”, manifestó.

Agregó que esa mejor situación también se explica por la contribución de un entorno internacional más favorable, especialmente por la recuperación de los precios de materias primas y la menor aversión al riesgo y dijo que otro factor diferenciador ha sido la fortaleza de los sistemas financieros, que han sorteado sin grandes problemas las restricciones de acceso al financiamiento internacional a fines de 2008, y las caídas en los niveles de actividad de la primera parte del año.

El comercio como efecto amplificador

En el Latin Watch, presentado por Joaquín Vial, también se incluyen las conclusiones de un estudio sobre la evolución del comercio internacional en esta crisis y su impacto en la región, destacando el efecto amplificador del comercio al interior de cada industria y del ajuste extraordinario en los inventarios de bienes finales, algo que se observó tanto a nivel de países desarrollados como de la región. Se destaca que ante la normalización de las expectativas y las condiciones de crédito, estos factores amplificadores deberían apoyar la recuperación económica.

En el informe también se explora el rol de los determinantes a largo plazo del crecimiento económico en América Latina y se concluye que la región enfrenta el desafío de crear condiciones para un mayor aporte del capital, la innovación y las ganancias de eficiencia como pilares de su desarrollo económico, debido a que ya no podrá descansar en el aumento de su fuerza de trabajo por razones demográficas.

“La región sale fortalecida de la crisis, pero con desafíos importantes para capitalizar las nuevas oportunidades. En el corto plazo enfrenta la dificultad de conciliar el desarrollo de su sector exportador con monedas más apreciadas, lo que podría condicionar la normalización de las políticas económicas”, concluyó Joaquín Vial.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?