| 11/18/2014 7:20:00 AM

En duda el impuesto a la riqueza

Dinero conoció que el primer informe de ponencia sobre la reforma tributaria del Gobierno, sugiere eliminar el impuesto a la riqueza, cambiar por completo el título del proyecto, entre otras disposiciones.

Pese a la insistencia del Gobierno en la permanencia del impuesto al patrimonio, renombrado “impuesto al riqueza”, para conseguir los $12,5 billones faltantes del Presupuesto General de la Nación (PGN) avaluado en $216, 2 billones, el primer informe de ponencia presentado a las directivas de las comisiones económicas del Congreso, sugiere eliminar el impuesto de la reforma tributaria que entra a estudio.

El texto original del proyecto incluye modificaciones que van más allá del año 2015 y establece nuevamente el impuesto al patrimonio; se deja hasta el año 2022 el gravamen a los movimientos financieros; se elimina la posibilidad de devolver a los contribuyentes dos puntos de IVA por pagos con tarjeta de crédito, y se aumenta en tres puntos y de manera temporal el CREE.

El pero….

Sin embargo, después de las reuniones desarrolladas entre el Gobierno, el Comité Gremial y los ponentes del proyecto, otra fue la postura que se asumió en el primer informe de ponencia que en su texto apoyan las consideraciones hechas por Bruce Mac Master, presidente del Consejo Gremial de Colombia, quien sugirió una sobretasa al impuesto del CREE, en vez de la permanencia del impuesto a la riqueza serviría para financiar los proyectos prioritarios para el Ejecutivo.

“Coinciden los gremios en que el impuesto a la riqueza planteado grava los medios de producción, deteriora la estabilidad jurídica, desincentiva la inversión y la reinversión de utilidades, al tiempo que grava rentas que ya tributaron; adicionalmente, grava el ahorro, estimula el endeudamiento, y podría llevar a niveles de tributación casi confiscatorios según la clase de empresa contribuyente.

Las sugerencias

Dicho lo anterior, el informe conocido por este medio de comunicación considero tres aspectos relevantes que sugieren un especial estudio en las consecuencias de la implementación de la reforma según el texto original del Ejecutivo, que son:

a. Que las modificaciones tributarias propuestas sólo apliquen por el año 2015, no sólo por lo que señala el artículo 347 de la Constitución, sino para evitar vicios de inconstitucionalidad.

b. Que se conforme una comisión de estudio entre el gobierno, Congreso de la República, empresarios y academia, para que se presente a partir del año 2015 una reforma tributaria de mayor fondo que sea más equitativa e impulse realmente la competitividad, que financie en el largo plazo las necesidades del Estado, y que permita planear en un horizonte de largo plazo las decisiones de inversión, analizando en profundidad los gastos públicos y teniendo en cuenta las variaciones en los precios internacionales de productos como hidrocarburos y carbón.

c. Que no se acepte el impuesto a la riqueza no sólo porque sería la sexta vez que se establece desde el 2002, sino por ser anti técnico y castigar la inversión y el ahorro.

La propuesta...


En consecuencia, lo que se podría calificar como el primer strike al defendido impuesto a la riqueza requerido por el Gobierno para financiar el PGN, contempla la siguiente propuesta: