| 2/21/2012 10:00:00 AM

Ahora subsidios de vivienda aplicarán a leasing habitacional

La ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Beatriz Uribe, anunció la iniciativa del gobierno nacional que busca facilitar la adquisición de vivienda para familias de escasos recursos.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, sancionó el pasado 16 de febrero el decreto que habilita el subsidio familiar de vivienda aplicado al contrato de leasing.  Según la ministra Uribe fue creado con el fin de posibilitar un acceso más efectivo a vivienda para personas de escasos recursos.

Los datos del gobierno pronostican que el subsidio otorgado llegaría hasta 16 millones de personas en el país para que puedan adquirir a largo plazo con una entidad financiera vivienda propia.  "Si las familias pobres tienen un subsidio de vivienda, al  hacer uso del contrato de leasing habitacional, pueden adquirir la propiedad a largo plazo", explicó la ministra.

Con el mecanismo, una familia de escasos recursos, lograría adquirir una casa mediante un contrato de arrendamiento a largo plazo. En este se compromete a realizar una serie de pagos mensuales y al final del contrato tendrá la opción de compra. “El valor del pago mensual disminuye aproximadamente  cánones de $333.000 a $193.000 con la ayuda del decreto, ”, puntualizó la jefe de la cartera de Vivienda.

Todos los hogares beneficiados con un subsidio familiar de vivienda asignado por Fonvivienda o por las Cajas de Compensación Familiar y que no lo han hecho efectivo, podrán aplicar el subsidio recibido a un contrato de leasing habitacional.

Este decreto hace parte del plan nacional en el que sobresalen las figuras de las locomotoras para el desarrollo impulsadas por el gobierno de Santos

"Esta era una de las metas, trazadas para el 2012, esperamos cumplir la meta del medio millón de viviendas al terminar este año", concluyó Uribe.

El leasing es una figura atípica que se maneja en el derecho colombiano, en la cual dos partes acuerdan el pago continuo de cánones de arrendamiento sobre un bien como podría ser el caso de una casa; y al término del contrato, podría adquirirse la propiedad, sin embargo, mientras duren los pagos quien habite el lugar no posee ningún derecho pleno sobre este.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?