| 2/23/2014 8:00:00 AM

Se viene modelo de prevención agroclimática

Se trata del proyecto Modelos de Adaptación y Prevención Agroclimática que avanza con el objeto de tener mecanismos de protección ante cualquier fenómeno climático.

El proyecto de Modelos de Adaptación y Prevención Agroclimática Mapa, hace presencia en el Atlántico en dos parcelas, las cuales se convertirán en herramienta para analizar los sistemas de cultivo de tomate y de ají topito.

El objetivo de estas parcelas es integrar los aspectos agroclimáticos y generar opciones tecnológicas en un plan de manejo que permita mejorar la capacidad adaptativa frente a la variabilidad climática de estos sistemas de cultivo.

El poner en marcha estas parcelas desde un enfoque agroclimáticamente inteligente, permite concretar los aspectos más relevantes, que desde esta perspectiva, deben ser conocidos y transferidos a los asistentes técnicos (AT) en la región.

La Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, como soporte del Subsistema de Asistencia Técnica Agropecuaria, entró a hacer parte del proyecto para fortalecer y mejorar las capacidades locales de forma que se puedan manejar los riesgos agroclimáticos y tener una serie de opciones tecnológicas en sistemas de producción seleccionados en cada departamento.

En la actualidad Mapa trabaja en red con los Asistentes Técnicos de los departamentos de Atlántico, Bolívar, Nariño, Norte de Santander, Antioquia y Chocó, algunos conceptos básicos de climatología y cambio climático, fortaleciendo así las capacidades del Subsistema de Asistencia Técnica Agropecuaria.

El proyecto se lleva a cabo en 18 departamentos, distribuido en 32 subregiones a través de las tres cordilleras y las dos costas, desde La Guajira hasta las llanuras costeras del Pacífico y el Nudo de los Pastos, en un plan piloto que pretende extenderse en una segunda fase hasta los Llanos Orientales y la Amazonía cubriendo así todo el territorio nacional.

De esta manera, el proyecto Mapa se convierte en un apoyo al sector agropecuario del país, y en especial para los pequeños agricultores que debido a factores como marginalidad socioeconómica y ambiental, falta de tecnificación apropiada y deficiente existencia, acceso y manejo de la información agroclimática adecuada, se encuentran en un alto grado de vulnerabilidad ante los impactos negativos del cambio climático y la variabilidad climática.

Con una duración de tres años, este proyecto le apunta a cumplir con la transferencia de tecnologías y fortalecimiento de la capacidad local de SAATA con los siguientes factores:

Conformar una red con al menos 30 Asistentes Técnicos por departamento.

En esta estructura en red se llevarán a cabo cinco momentos formativos en temas como agroclimatología y estrategias para el aumento de la capacidad adaptativa de determinados sistemas de cultivo frente al cambio climático.

Generar conocimiento específico para cada una de las regiones en las que interviene, de forma que los proyectos productivos promovidos por el Fondo de Adaptación los incorporen y tengan más posibilidades de éxito.

Mapa se llama así, porque quiere que al final los asistentes técnicos tengan un mapa claro con las claves necesarias para que los consejos técnicos tengan el enfoque de una agricultura climáticamente inteligente.

Con Mapa la red de asistentes técnicos aprende a interpretar la información sobre el manejo del agua, la genética y las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), siempre teniendo en cuenta la adaptabilidad al clima para mejorar la producción.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?