| 1/14/2014 5:20:00 AM

Suficiencia en reservas hídricas

Las reservas almacenadas en los embalses del país al 31 de diciembre de 2013 subieron y su capacidad es de 69,46%.

El nivel de los embalses en Colombia se mantiene en niveles aceptables y en los doce meses se tuvo incrementos lo cual garantiza el abastecimiento de energía eléctrica para los próximos años.

Los principales riesgos, en especial por los fenómenos climáticos, no han afectado pese a las épocas de sequía que no tuvo repercusión en los sistemas hídricos del territorio nacional.

Vale la pena recordar que la ola invernal que azotó al país en 2010 y 2011 generó un incremento de las reservas como consecuencia de las lluvias.

Las reservas hídricas almacenadas en los embalses del Sistema Integrado Nacional, SIN, a diciembre 31 de 2013 aumentaron en 58.7 GWh frente a las del mes anterior, lo que equivale a un crecimiento del 0.5%.

De esta manera, el embalsamiento promedio diario durante el último mes del año pasado se ubicó en 1.89 GWh-día.
En el total de dicho periodo, los embalses del país subieron y su capacidad es de 69,46%, es decir fue de 10.495,06 gigavatios hora de la capacidad útil de almacenamiento.

Para los primeros días de diciembre las reservas estaban en mejores niveles ya que el siete de ese mes registró una capacidad de 71.03% con 10.737,46 GWh.

Sin embargo, como se anotó anteriormente las cifras del último mes del año fueron levemente mejores a las obtenidas en noviembre.

XM Compañía de Expertos del Mercado S.A., filial de Interconexión Eléctrica, ISA, encargada de la gestión de sistemas en tiempo real, reveló que la distribución del total de reservas al finalizar diciembre fue del 42% en Antioquia, el 28% en Oriente, el 26% en Centro, y el 4% restante en Valle y Caribe.

Energéticamente la región de Antioquia fue la que más embalsó con una tasa de 7.90 GWh, seguida de Valle con 1.49 GWh y Caribe con 0.20 GWh.

Por otro lado, Oriente fue la región que más desembalsó con una tasa de 6.01 GWh seguida de Centro con 1.68 GWh.

Dinero.com habló con el gerente general de XM, Luis Alejandro Camargo, quien señaló que los pronósticos del Ideam para 2014 son favorables, aunque señaló que hay probabilidades de un fenómeno de El Niño para el segundo semestre.

No obstante, las previsiones apuntan a que este no será fuerte por lo cual los niveles de embalses se mantendrán por encima de la media.

Demanda de energía

De acuerdo con la compañía XM, Colombia se mantuvo un ritmo moderado de crecimiento durante el 2013, el cual registro un crecimiento cercano al 2.8% con respecto a la demanda de 2012, año en el cual creció el 3.8%.

La empresa divulgó que la disminución de la tasa de crecimiento reflejada con respecto al año 2012, se debió principalmente a la reducción del consumo en sectores como el petrolero, carbonero y cementero, así como al efecto de las situaciones de orden público que afectaron sus sistemas de producción.

El menor crecimiento se centra en la demanda industrial, sobre la cual se espera un crecimiento de apenas 2.4% en 2013, en comparación con el 6.8% de crecimiento observado en 2012.

El crecimiento de la demanda de energía en abril de 2013 fue el más alto registrado con el 6.3% con relación al mismo mes de 2012, que creció el 3.0%.

Este aumento se debió principalmente al efecto de la Semana Santa, ya que en 2012 se dio en marzo y en 2013 se dio en abril.

“Si comparamos conjuntamente los meses de marzo y abril de 2013 y 2012, para atenuar el efecto de la Semana Mayor, el crecimiento de la demanda de energía hubiera sido del 3.9%, crecimiento acorde a lo presentado en enero (4.5%) y febrero (3.2%) de 2013”, explicó el dirigente.

En 2013 la demanda máxima de potencia alcanzó un valor de 9383 MW el 12 de diciembre 2013, es de anotar que este valor es inferior al consumo de potencia máxima que se presentó el 10 de diciembre de 2012, el cual alcanzó los 9504 MW.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?