| 10/22/1999 12:00:00 AM

Buena opción

Buena opción














Buena opción

Ahorro en costos: las estructuras de costos de los proveedores están por debajo de las del cliente.

Control del presupuesto: se conocen con exactitud los desembolsos para pagar los servicios por su característica de costo fijo.

Evitar el desvío de capital de trabajo: mejor aprovechamiento de la fuerza laboral en otras funciones.

Dar prioridad al negocio: las empresas pueden prestar toda su atención a las actividades claves del negocio.

Mantener tecnología de punta: los proveedores especializados en tecnología pueden proporcionar tecnología con mayor prontitud.

Aumentar la competitividad: por medio de la reducción de costos y el enfoque hacia la actividad propia del negocio.

Disminuir riesgos tecnológicos: la empresa no asumirá riesgos por la adquisición de nueva tecnología.



Riesgos potenciales



Calidad de servicio y capacidad del proveedor: estos dos factores pueden afectar las operaciones y la imagen del cliente.

Impacto en el personal: el personal de la empresa puede sentirse amenazado ante la incursión de entidades externas.

Pérdida de control en el negocio: si alguna de las operaciones sustantivas de la empresa es dejada en manos de terceros se corre el riesgo de perder el control de la actividad.

Dependencia a largo plazo: debido a que son contratos de largo plazo se corre el riesgo de no poder cambiar de idea o de buscar mejores ofertas.

No alcanzar las expectativas de la alta dirección: no conseguir los objetivos establecidos.

Confidencialidad o propiedad intelectual: la empresa puede poner en riesgo información vital.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.