Visión 2010

| 2/11/2000 12:00:00 AM

Visión 2010

El Gobierno presentó el plan de navegación tecnológico para la próxima década. Colombia acelera el paso en la carrera.

La sociedad colombiana está frente a uno de los retos más importantes de su historia: "informatizarse". Un desafío complejo. La tecnología se ha convertido en una carrera de Fórmula 1, en la cual los países desarrollados están punteando y países como Colombia siguen en los pits tratando de ajustar el motor. Pero la velocidad de la válida es cada vez mayor, y las regiones en desarrollo tienen cada vez menos tiempo para entrar en una competencia que al final representará gran parte de su desarrollo y bienestar.



Los indicadores de esa gran competencia no son muy alentadores: el rezago de Colombia como sociedad informatizada es superior a los 5 años, un lapso que en el mundo de la nueva sociedad del conocimiento representa un gigantesco esfuerzo de investigación y de inversión. En 5 años, por ejemplo, la tecnología de redes explotó en los países desarrollados, impactó todos los negocios e industrias y dio paso a miles de empresas .com, que, en ese período, generaron más riqueza de la que las empresas tradicionales estadounidenses habían producido en todo el curso del siglo XX.



El Gobierno (el Ministerio de Comunicaciones y el Departamento de Planeación Nacional) está a punto de dar el primer banderazo de partida para impulsar al país en su carrera informática. En los próximos días entrará a consideración del Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) un documento de política para poner a Colombia a competir en las grandes ligas. El documento es una visión de país, en una ruta que Colombia debe seguir para convertirse en una sociedad más competitiva desde el punto de vista informático: con acceso a la red de redes en todos los estratos sociales, aumento de los niveles educativos, de las densidades telefónicas, acceso a las diferentes tecnologías de comunicación, aumento en la densidad de computadores, capacitación en informática, cuantiosas inversiones en infraestructura tecnológica, entre muchos otros aspectos.



El primer paso de la llamada Agenda de la Conectividad fue el diagnóstico, el rezago en la carrera. Aunque en algunos aspectos Colombia ha tenido notorios avances como en el nivel de informatización del Gobierno y en el empuje que ha tomado internet en los últimos 6 meses, la realidad es que aún falta un gran esfuerzo público y privado que lleve el país a estándares internacionales de conectividad.



Por ejemplo, los avances en telecomunicaciones, que han requerido fuertes inversiones en los últimos 15 años, son insuficientes en aspectos como el ancho de banda, factor principal del acceso a internet a alta velocidad. Por otro lado, 34 computadores por cada 1.000 habitantes es un número muy inferior frente al nivel de desarrollo del país; la cifra debería ser de al menos 50. Tampoco las 400.000 ó 500.000 cuentas de acceso a internet son suficientes, porque indican que solo una minoría privilegiada puede navegar en la red. Y esto se debe a que solo 56 ciudades del país tienen empresas ISP o que ofrecen acceso a la red.



Aunque la fuerza del mercado es un dinamizador crítico en el desarrollo tecnológico, de hecho, los negocios de internet están apareciendo en Colombia de manera espontánea y movidos por un nuevo espíritu emprendedor, una verdadera sociedad informatizada necesita un norte, una agenda de actividades en la que participen todos los sectores públicos y privados, como una visión conjunta del país que se quiere en el futuro.



La e-agenda

Justamente ese es el principal objetivo de la agenda de conectividad. El nuevo plan cubre 6 estrategias básicas. Fortalecer el acceso a la infraestructura de la información; educación y capacitación en el uso de tecnologías de información, TI; uso de TI en las empresas; fomento a la industria nacional de TI; generación de contenido; y acelerar el proceso de poner en línea las entidades gubernamentales.



El desarrollo de las estrategias estará marcado por 50 programas enfocados en tres sectores específicos: comunidad, sector productivo y Estado. Y buscan acelerar el desarrollo del país por medio de una economía basada en tecnologías de información, especialmente en internet y comercio electrónico.



Otro punto de fondo que busca atacar este nuevo documento de política es el referente a las deficiencias en la educación, y en especial los conocimientos en matemáticas e inglés, fundamentales para el uso y el desarrollo de las tecnologías de información.



Hoy varias instituciones adelantan proyectos tecnológicos en forma aislada, lo que redunda en menor envergadura y esfuerzos duplicados, cuando se podrían reunir fuerzas para generar proyectos nacionales, con mayor impacto en la sociedad.



La agenda es un ejercicio creativo que se anticipa al futuro. Las fortalezas y debilidades quedaron identificadas. Solo falta una alianza de los sectores público y privado para poner en marcha los programas. Así será posible "informatizar a Colombia".



El documento completo del compes lo puede consultar en www.dinero.com
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.