| 4/13/1998 12:00:00 AM

Velocidad ante todo

Hace nueve meses comenzó Cablenet, el primer servicio de conexión a Internet por fibra óptica. Dinero examina qué tan exitoso ha sido.

En 1995, y de manera paralela con el montaje de su red de fibra óptica en Bogotá, TV Cable estudió la posibilidad de incursionar en el mundo de las telecomunicaciones y ofrecer acceso a Internet y a todos los demás servicios que la fibra permite. Esto implicaba altas inversiones y colonizar un terreno que unos años atrás apenas se comenzaba a mirar con seriedad en Colombia.



Como en todas las compañías de alta tecnología, la propuesta fue examinada con ojo clínico por la junta directiva, que al final dio luz verde al proyecto. Las pruebas se iniciaron en julio de 1997 y desde ese mismo mes empezó a ofrecer el servicio que denominó Cablenet. TV Cable ofreció el servicio de manera experimental y gratuita durante julio y agosto, para medir minuto a minuto los tráficos que se producían en la red debido a la utilización de Internet.



En septiembre, Cablenet ya estaba listo para ofrecer oficialmente el servicio pero sólo en sectores residenciales. La idea era cobrar por un cable módem y una tarjeta de red --necesarios para conectar el computador a la red de fibra de TV Cable--, unas conexiones adicionales y una mensualidad de $60.000 que daba derecho a bajar un determinado número de megas. Para el efecto se definió que 300 era el número más justo.



En noviembre, la compañía se sintió más segura y ofreció Cablenet a las empresas. El primero fue el Colegio Nueva Granada, que quería tener una conexión a Internet y debía elegir entre TV Cable y otro operador. Se configuraron a la red más de 200 computadores por medio de concentradores de red que tenían una salida conectada a un terminal de fibra óptica de TV Cable.



El éxito fue tal que cuando el proveedor independiente entregó la línea dedicada apenas duró conectada unas semanas y fue reemplazado por TV Cable. La razón: velocidad. Esa misma bondad la han encontrado empresas como Celumóvil, Novell, LG Electrónica, el colegio Santo Tomás de Aquino, Anif y otras más. Cablenet tiene cerca de 1.800 suscriptores.



Puntos fuertes



El caballito de batalla de Cablenet es la velocidad, que representa menos tiempo perdido buscando información en la red. En los nueve meses que lleva en funcionamiento, los resultados revelan un balance positivo.



La velocidad de acceso es elevada en comparación con la del acceso telefónico local. Esto en palabras simples significa que el acceso es en promedio 20 veces más rápido. Por otro lado, estar en red de cable implica no tener ocupada una línea teléfonica. Además, algo que muchos no saben, los accesos son aún más rápidos y eficaces gracias a que Cablenet tiene un disco duro de 30 gigas de capacidad que almacena la información más buscada en Internet y la entrega más rápido al suscriptor.



Por otro lado, la red está conectada por un cable submarino con los principales servidores de Internet en Estados Unidos. Esto implica perder poco tiempo enviando y recibiendo información. La distancia que tiene que atravesar un bit de información por el cable submarino, en un caso crítico, es de unos 6.000 kilómetros; en cambio, la señal vía satélite recorre no menos de 60.000 kilómetros mientras sube al espacio y baja a la estación terrena.



Todo esto trae ventajas prácticas a la hora de navegar y al utilizar Internet como un medio de comunicación. Por ejemplo, se puede facilitar cualquier conversación con amigos o familiares en Estados Unidos e incluso se puede utilizar video sin sufrir a causa de las bajas velocidades.



Lo malo



Los puntos negativos del servicio dependen del tipo de cliente de que se trate.



El usuario móvil, que está acostumbrado a conectarse en diversos lugares, sólo podrá hacerlo desde donde tenga el cable módem y su conexión de fibra óptica. Tiene la opción de acceder a una casilla de correo marcando un número telefónico, pero no de navegar.



Por otro lado, para muchos el costo de acceso ­que incluye el costo inicial del cable módem sumado a una mensualidad­ sigue siendo alto, si se compara con un acceso telefónico local.



En respuesta, Augusto Márquez, gerente general de TV Cable, afirma: "Nuestra mejor publicidad es la que hacen los usuarios que estuvieron antes con un proveedor de Internet con acceso telefónico y ahora están con nosotros. Cuando comparan la relación velocidad costo contra la que tenían antes, dejan de ver el precio como un limitante".



Por último, una advertencia para los aficionados a bajar grandes cantidades de información a sus computadores. En Cablenet quienes bajen más de 300 megas, si es servicio residencial, y 500 si es empresarial, tendrán que pagar el exceso a razón de $1.000 el mega adicional. Para quienes acostumbran bajar archivos grandes, y en especial software, el costo puede multiplicarse rápido, dependiendo de la intensidad del uso.



Cablenet ha creado una opción nueva de acceso a Internet en Bogotá, con beneficios y costos claros que deben ser evaluados por cada usuario potencial. Por ahora, y dentro del futuro previsible, será el único proveedor de conexión de alta velocidad a Internet al que tendrán acceso los hogares y los negocios pequeños, pues la única alternativa en el mercado capaz de suministrar este tipo de velocidad es la llamada "línea dedicada", cuyo costo llega a varios millones de pesos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?