Una nueva señal

| 11/10/2000 12:00:00 AM

Una nueva señal

La alianza Cisneros-El Sitio marca un nuevo hito en el mundo de los negocios .com.

Otra vez cambian las reglas en el negocio de la nueva economía. Esta vez la señal vino de Elsitio.com, un portal argentino que optó por fusionarse con una empresa de medios tradicionales del grupo Cisneros de Venezuela. La operación podría aparecer como una simple movida de las múltiples que ocurren día a día en el mundo de la nueva economía. No obstante, fue mucho más que eso, fue una señal de que el modelo de la empresa .com no era suficientemente viable y esta fusión garantiza la supervivencia del negocio. ¿Qué ocurrió? Ibero American Media Partners, una empresa conjunta del grupo Cisneros y del fondo de capital de riesgo Hicks, Muse, Tate & Furst, que controla el grupo de televisión y radio Cisneros llegó a un acuerdo para fusionarse con El Sitio (Nasdaq: LCTO). De la fusión nació una nueva empresa: Claxson Interactive Group. Esta nueva organización es una combinación de activos tradicionales como canales de televisión abierta, televisión pagada, estaciones de radio y el nuevo negocio de contenidos en internet que aporta El Sitio. La valoración conjunta de los activos llega a los US$600 millones.

La fusión tiene dos implicaciones de fondo: por un lado, Cisneros logra acceder al mercado público de valores de Estados Unidos y, por el otro, El Sitio se convierte en una parte de un conglomerado de medios y, por ende, su viabilidad no dependerá solo de la publicidad en línea, la venta de contenido o el servicio de acceso a internet (ISP), todas fuentes de ingresos cuestionadas y que no le estaban permitiendo a la .com llegar al anhelado nivel de equilibrio y a las ansiadas utilidades. De hecho, El Sitio después de valer más de US$1.000 millones en bolsa se había reducido a menos de US$200 millones y gran parte de su valor (unos US$100 millones) estaba representado en efectivo en caja. Y como la empresa estaba perdiendo cerca de US$20 millones por trimestre, todo indicaba que su supervivencia tenía fecha fija.



Ahora la historia es diferente. Las dos firmas se fusionan con aparentes sinergias muy poderosas. Cisneros, que ya controla el 50% de AOL en América Latina, se convierte en uno de los jugadores más fuertes de internet en la región y en El Sitio encuentra una firma que ha apostado muy fuerte para desarrollar un modelo de transmisión de contenido por banda ancha. Es decir, no cabe duda de que en el futuro Claxson será un proveedor de contenidos interactivos por internet: películas, música, noticias... todo en la red. "Claxson Interactive Group aumenta nuestra habilidad de crear valor para nuestros accionistas en un mundo convergente, con un contenido de amplitud y alcance sin precedentes. El acceso a marcas como Much Music, Infinito, Locomotion, HTV y Playboy TV nos ofrecerá una oportunidad para desarrollar contenido en internet nunca antes visto", dijo Roberto Vivo, presidente ejecutivo de la nueva empresa.



El mensaje



¿Entonces la movida de El Sitio demuestra que las empresas de internet que pretenden vivir de publicidad definitivamente no son viables y tienen que buscar salidas rápidas como alianzas, fusiones o ser adquiridas por jugadores más grandes? La respuesta no es evidente y menos en el mundo cambiante de la nueva economía. Lo que sí es claro es que las cifras de las empresas de medios en internet cada vez son menos optimistas. A pesar del vertiginoso crecimiento de los ingresos, los gastos necesarios para sostener ese crecimiento generan lo que en la industria se denomina un alto burn rate o tasa a la cual se quema o gasta el efectivo. Basta con mirar en detalle los balances: El Sitio tuvo ingresos durante el último año (cifras a junio) por US$19 millones y sus pérdidas netas fueron de US$66 millones con un patrimonio de US$162 millones. ¿Cómo se sostiene una empresa que pierde el 40% de su patrimonio en un año? Por lo pronto, esta empresa resolvió parte del problema al entrar a formar parte de un gran conglomerado de medios. Pero la pregunta sobre viabilidad sigue vigente para empresas como StarMedia, Yupi, Terra o T1, otros grandes jugadores de medios en internet.



El caso de StarMedia resulta interesante. Esta empresa acaba de reportar sus resultados del tercer trimestre del 2000 con una mejoría en ingresos y en gastos frente a lo que el mercado esperaba. La empresa tuvo ingresos en el trimestre por US$17,2 millones, 16% más de lo que los analistas de Wall Street pronosticaban. Los costos llegaron a los US$51,4 millones, inferiores a las expectativas de los analistas. Los resultados mejoraron frente al trimestre anterior. Sin embargo, su camino hacia las utilidades aún es largo. De acuerdo con la firma Salomon Smith Barney, StarMedia tendrá utilidades operativas negativas durante los siguientes 12 ó 16 meses, lo que hace que los inversionistas todavía sean muy cautelosos frente a las acciones de la empresa. De todas maneras, StarMedia ya ha consolidado un mercado de 18 millones de visitantes únicos y una participación importante en el mercado de la publicidad en línea. ¿En qué escenario una empresa como StarMedia lograría utilidades? El reto no es nada fácil. Los gastos de la empresa en mercadeo, desarrollo tecnológico y personal son casi tres veces los ingresos. De acuerdo con estimaciones de Dinero, si StarMedia reduce sus gastos totales a niveles equivalentes al 95% de los ingresos en el 2001 y sigue reduciéndolos hasta el 80% en el 2004, la empresa sería rentable siempre que sus crecimientos en ingresos sean equivalentes a los del mercado de la publicidad en línea que, según estimaciones de JP Morgan, será cercano al 60% en los próximos años. Si se cumplen los supuestos, el valor de la empresa hoy sería de unos US$700 millones (US$10,6 por acción) y no de US$531 millones como dice hoy el mercado. De hecho, Salomon Smith Barney cree que las acciones están subestimadas y deberían llegar a un precio de US$11. Pero, para llegar a un escenario de utilidades, se tienen que recortar los gastos.



Terra, el gran jugador de Telefónica, tampoco está cerca de las ganancias, pero recientemente consolidó su alianza con Lycos, lo cual ahora le permite tener unos US$3.000 millones en caja para aguantar hasta que las economías de escala le permitan llegar a las utilidades.



El futuro no es claro



Todo el mercado está atento a las próximas jugadas. El Sitio.com dio el primer paso. No fue precisamente una sorpresa, porque era de esperar una alianza o una venta. Lo más claro es que la consolidación tendrá que seguir como desarrollo normal de un mercado en el que ya se está empezando a ver quiénes van a quedar al final del camino y cuál es la manera de lograr un modelo de negocio sostenible y rentable a largo plazo. La fusión de Cisneros-El Sitio es una forma de hacer las cosas, pero seguramente no es la única. Por ahora, todos los jugadores están corrigiendo sus modelos. Se escuchan rumores de alianzas entre Yupi y Televisa o quizá O'Globo de Brasil. UOL en Brasil decidió recientemente reversar su modelo de negocio de ofrecer acceso gratis a internet y se espera una jugada importante de StarMedia posiblemente en la dirección de buscar un gran aliado de negocios.



La lección más clara es que tal vez la nueva economía no puede sola. El primer hito lo marcó America Online cuando decidió adquirir Time Warner, la primera gran fusión entre la nueva y la vieja economía en el mundo de los medios. Lo que ha sucedido desde entonces es un claro desarrollo de ese acontecimiento. Las sinergias entre los activos tradicionales y los del mundo online son muy altas: es una mezcla de estabilidad en ingresos, rentabilidad con las nuevas apuestas de internet, de modelos aún no probados. El caso más reciente fue la alianza Napster-Bertelsman. De nuevo, una empresa tradicional decide aceptar el modelo revolucionario de distribuir música y trata de buscar la forma de que ese nuevo negocio cree riqueza para los accionistas. Al final del camino se está demostrando que las empresas de la vieja economía tienen mucho más qué ganar en el mundo de las redes de lo que hasta hace poco se creía.



El grupo Cisneros se consolidó como uno de los jugadores más fuertes de internet.



Una empresa tradicional de medios de comunicación decide fusionarse con ElSitio.com, en una operación valorada en US$600 millones.



El hecho

Una empresa tradicional de medios de comunicación decide fusionarse con ElSitio.com, en una operación valorada en US$600 millones.

El potencial



Claxson Interactive combina el control de mercado, los ingresos y la rentabilidad de Cisneros, con la innovación y las apuestas de futuro de Elsitio.com.



El mensaje



La mezcla de activos de la economía tradicional con las nuevas empresas de internet es cada vez más poderosa.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.