Más que un café

| 9/29/2000 12:00:00 AM

Más que un café

Los café internet tienen distintos objetivos, desde impulsar la imagen corporativa hasta educar.

Unos 300 café internet, con café o sin café, se han creado en el país en los últimos dos años. Este boom corresponde a la visión de aquellos empresarios que han percibido una gran oportunidad en un mercado donde todo está por hacer, si se considera que de los 40 millones de habitantes que tiene Colombia, solo 1'400.000 son usuarios de la red de redes.

La filosofía, objetivos y metas de los empresarios que se han metido en este negocio difieren sustancialmente, y esto se refleja en el tipo de establecimiento que montan. Los impulsores de este esquema van desde empresas reconocidas que han velado por su posicionamiento corporativo con la ayuda de este medio, como Capitel, Conavi y StarMedia, hasta los cientos de centros de navegación que se ven por todo el país, no solo en grandes ciudades como Medellín y Cali, sino en pequeñas poblaciones como Santa Rosa de Osos (Antioquia) y Yotoco (Valle). La mayoría de centros educativos del país también entró en esta onda, y el Estado, por medio de Compartel, piensa dotar a todas las cabeceras municipales del país con centros de acceso a la red.



Aunque dada la demanda potencial de usuarios de estos servicios el éxito de un café internet parece asegurado, la experiencia les ha demostrado a quienes han entrado en el negocio que hay factores que no pueden descuidar si quieren tener éxito. Sin duda alguna, la calidad de conexión es muy importante, pero también son decisivos la ubicación, el costo del servicio, la privacidad, el número y la calidad de los equipos, la presencia de instructores; el ambiente y la comodidad, el impacto visual, la publicidad y los servicios adicionales, como el software, elementos multimedia, cámaras web, pantallas grandes e impresoras, entre otros.



Tipos de negocio



La inversión para montar un café internet oscila entre $10 millones y $120 millones, dependiendo de los equipos y del local, cuyo tamaño varía entre los 20 y los 200 m2. En el mejor de los casos, los empresarios alcanzan a recuperar el 30% de la inversión el primer año, siempre y cuando logren un 70% de ocupación diaria. Se calcula que la hora en promedio cuesta $3.000, precio igual al de los países vecinos de la Región Andina, pero bastante inferior a las tarifas de Londres, Nueva York y Tokio donde la hora puede costar entre $20.000 y $30.000.



Hay otros casos como el megacentro de 800 m2 de StarMedia, en el Parque de la 93 en Bogotá, cuya inversión fue superior a los US$500.000. El sitio no solo ofrece la posibilidad de navegar gratis 30 minutos a una alta velocidad de conexión, sino que les arrienda espacio a empresas como IBM, Microsoft, Diveo, Bancolombia y el Area.com, entre otras, las cuales pagan una prima de $8 millones y $800.000 por metro cuadrado. La idea de StarMedia es crear tráfico mediante seminarios, congresos, un posible programa en directo de televisión y todo aquello que contribuya a la pedagogía en internet.



Capitel, por su parte, optó por entrar al negocio para reforzar su imagen corporativa. La empresa acaba de hacer una inversión superior a los $60 millones en un centro de navegación al norte de Bogotá de 260 m2, donde también le permite a la gente hacer llamadas de larga distancia nacional e internacional. Si en 6 meses tiene buenos resultados, la idea es empezar a cubrir todos los puntos de la ciudad.



La política de Conavi ha sido donar centros de navegación a entidades como Maloka o la Universidad de los Andes, como parte de una estrategia a largo plazo para acercar a la gente a la tecnología y poder cumplir su meta de que en el futuro inmediato el 90% de sus transacciones sean virtuales.



También hay instituciones que velan por la educación de la gente como Maloka y el Cafinet de Santa Rosa de Osos, donde los usuarios deben pagar una cifra mínima, pero necesaria, para cubrir los gastos que demanda el funcionamiento diario del lugar.



Los esfuerzos de gobierno y sector privado en el montaje de centros masivos de internet, aunque con diferentes motivaciones, contribuyen a difundir las ventajas de la red de redes y a familiarizar a muchos colombianos con este nuevo "lenguaje".
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.