Las 10 lecciones de la burbuja

| 4/9/2001 12:00:00 AM

Las 10 lecciones de la burbuja

La burbuja explotó: se acabaron empresas, se perdieron miles de millones de capital. Ahora sí llegó el momento de invertir en la mal llamada nueva economía.

La industria de internet todavía está en medio de una tormenta que está arrasando con empleos y muchas empresas que nunca debieron existir y algunas otras que simplemente no tenían un modelo viable de negocio. En las últimas semanas, el ataque contra las empresas de alta tecnología ha sido frontal. Muchas de ellas apenas sostienen el valor en bolsa mínimo que les permite permanecer en la lista del mercado Nasdaq (bolsa de acciones tecnológicas). Entre enero y marzo del 2001 el Nasdaq ha tenido un desplome del 20% y en los últimos 12 meses, el golpe fue contundente: una caída del 60%.

Los inversionistas decidieron retirarse masivamente de los mercados y "están sentados" sobre miles de millones de dólares a la expectativa de que el panorama se aclare.



Los números de las empresas no son menos aterradores. Las acciones de StarMedia apenas llegan a los US$2,8, lo que significa que la empresa que tiene cerca del 30% del mercado de publicidad en línea en América Latina no vale más de US$225 millones y casi la mitad de ese valor está en caja como efectivo (US$94 millones). Terra, que está por los US$9, vale hoy en el mercado un poco más de US$5.000 millones. Hoy, los mercados se preguntan si realmente internet ofrece una nueva fuente de valor, y cuáles son los verdaderos modelos de negocio.



¿Qué aprendieron los jugadores de internet de América Latina? ¿Cuáles son las respuestas que llevan en sus planes de negocio? Dinero recopila las 10 lecciones que se aprendieron en el proceso de auge y destrucción más interesante de los últimos tiempos: el de la llamada nueva economía.



1. Sí es una fuente de riqueza



Sí es una fuente de creación de riqueza y no en vano en cinco años se constituyeron empresas como Yahoo!, que a pesar de todo vale cerca de US$8.400 millones o America Online, cuyo modelo de negocios de cobrar por el acceso se comprobó y dio resultado. Lo que quedó claro es que el mercado de internet todavía no aguanta miles de empresas de todos los calibres.



2. No hay ninguna nueva economía



No había tal nueva economía. Es la misma forma tradicional de hacer negocios la que se perdió de vista. Los negocios valen por su capacidad de generación de utilidades y no por los page views. "Lo que entra a la caja tiene que ser superior a lo que sale, así de simple", dice Alvaro Jaramillo, presidente de Azurian, firma consultora de tecnología enfocada en América Latina. Sin embargo, ello no implica que las apuestas por negocios a futuro no se sigan dando o que se desista de proyectos con grandes inversiones iniciales cuyo retorno solo se ve en horizontes superiores a 3 años. La industria farmacéutica siempre ha funcionado de esa manera. Pero no cualquier plan de negocios va a recibir montones de dinero a cambio de nada.



3. Por ahora, quedan los más grandes



Las condiciones del mercado actual han llevado a que solo los más grandes, los que tienen el gran respaldo, sobrevivan. Yahoo!, Terra-Lycos o Patagon permanecerán porque tienen grandes cantidades de efectivo en caja o cuentan con el respaldo de grandes jugadores. Pero eso es completamente temporal. "Estamos apostando a un crecimiento aún no medido en portales verticales. Todo el mundo sabe que los grandes agregadores de contenido ya se crearon, pero ¿quién va a suplir las necesidades específicas de las diferentes audiencias en el futuro?", dice Roberto Alonso, gerente general de Yahoo! para América Latina. En la medida en que más y más gente se conecte, nuevos modelos de negocio aparecerán.



4. No era jugada financiera, era en serio



La historia de construir un negocio en tiempo récord y luego vender ese negocio por 20 veces su inversión original la contaron muy pocos en América Latina. Y solo 4 ó 5 empresas lograron salir a las bolsas internacionales en el sonado IPO (sigla en inglés de oferta pública inicial), que en algún momento llegó a ser cosa de niños. De hecho, ni en Estados Unidos los IPO eran para cualquiera. Antes de 1995, más del 70% de las empresas que salían a bolsa ya tenían modelos de negocio probados y arrojaban utilidades. Iban al mercado público a conseguir más capital para seguir creciendo. En el proceso había especulación. Pero eso era en mercados de capitales muy desarrollados. En América Latina, la especulación resulta más difícil. Más vale apostarles a los negocios con proyectos viables de mediano y largo plazo.



5. Publicidad: sí es fuente de ingresos



Con el pesimismo de los últimos meses, todo aquel que mencione la palabra publicidad como fuente primordial de ingresos para una empresa de internet de medios, básicamente queda como ignorante o como ingenuo. No obstante, hay que mirar los hechos en perspectiva: la publicidad representa el 80% de los ingresos de empresas como Yahoo! y es muy importante para Terra o America Online. ¿Cómo es posible que no sea un modelo de negocio? "Hay que entender la publicidad de otra manera. La publicidad en internet ya está entrando en una etapa diferente, los clientes están aprendiendo a utilizar el poder de este nuevo medio", dice Adriana Kampfner, vicepresidente de ventas globales de StarMedia Network. ¿Un ejemplo? StarMedia les envió a dos millones de usuarios de un portal inalámbrico en Venezuela (www.tuntun.com) mensajes relativos a una campaña publicitaria de Pantene, una de las marcas líderes de Procter & Gamble. Los mensajes llegaron a esos dos millones de usuarios que encajaban perfectamente en el perfil de clientes de Pantene.



Las empresas de nuevos medios tienen un conocimiento de sus usuarios que ningún otro medio tradicional ha logrado y esa profundidad tiene un valor y es un modelo de negocio.



6. El largo plazo es para quienes están convencidos de su modelo



No es que las apuestas por el largo plazo hayan dejado de existir. Lo que ocurre es que no todos pueden aguantar. Un caso para evaluar es el de America Online. La empresa tenía un modelo probado en Estados Unidos: acceso pagado a internet y publicidad. Con ese esquema llegó a ser una de las compañías más rentables. Tal fue su poder que adquirió a Time Warner, el gran monstruo de medios tradicionales y hoy vale más de US$174.000 millones en bolsa.



Luego, creó AOL Latin America, en asocio con el grupo Cisneros, e inició el proceso de poner en práctica lo aprendido. Al principio con problemas y dudas, porque en América Latina el acceso a internet "era gratis". En menos de un año, las empresas entraron al negocio del acceso gratis y se salieron o desaparecieron. "Ahora nos están dando la razón. El acceso a internet de calidad cuesta y la gente está dispuesta a pagar por una buena propuesta de valor. Todo es cuestión de tiempo: en tres años, América Latina tendrá 42 millones de usuarios de internet (hoy son 15 millones) y estarán pagando US$15 mensuales en promedio, lo que representará ingresos de US$7.560 millones al año, ¿no le parece que es suficiente para que más de una empresa cree valor?", dice Fernando Figueredo, vicepresidente de comunicaciones de AOL Latin America.



7. Se desarrolló parte de la infraestructura para hacer viable el negocio



Aunque parezca ilógico, ahora sí América Latina está preparada para el verdadero boom de internet. Los errores y también los aciertos han dejado un aprendizaje valioso. Se desarrolló una infraestructura que no existía.



"En el 99, la región no tenía redes suficientes de acceso, nadie manejaba sistemas de pago, no había masa crítica. Hoy es diferente. Nuestros análisis indican, por ejemplo, que el tema de los medios de pago quedará resuelto en el primer semestre del 2001, al menos en los grandes mercados de América Latina. Las inversiones que han hecho los bancos y las empresas de telecomunicaciones son realmente importantes". Este es el pronóstico de Fernando Pedraza, director de Netgen (negocios de internet) en IBM América Latina.



8. No todo es regional



En un momento, todas las nuevas empresas corrieron a abrir oficinas en todos los países porque internet solo se concebía como un negocio regional y global. Solo así se alcanzaban los beneficios del llamado "efecto red". Para muchas empresas, esta estrategia tenía sentido, pero para otras con un modelo más débil, fue solo una forma de "quemar" capital. "Hoy les apuntamos a empresas que generen su propia caja para crecer y no necesariamente creemos en los modelos de crecimiento regional acelerado", dice Ariel Betata, director de Latin American Access.



9. Quedó la cultura del plan de negocios y del capital de riesgo



Antes del 99, a ningún grupo de emprendedores latinoamericanos con una buena idea se le habría ocurrido llegar a Wall Street a tocar las puertas de los mayores inversionistas del mundo. Ese era un mercado reservado para las firmas tradicionales con ventas por encima de los US$1.000 millones anuales. A pesar de la crisis y de que la burbuja explotó, las puertas de los mercados internacionales quedaron abiertas para un buen plan de negocios, una buena idea, una innovación...



10. Internet en América Latina sigue creciendo a ritmos inesperados...



El pesimismo alrededor de los negocios en la red no ha frenado el ritmo de crecimiento de la red en América Latina. Por el contrario, se ha acelerado. Este mes, IDC revisó al alza sus proyecciones de usuarios para el 2003 de 39 a 42 millones. Jupiter Research cree incluso que los usuarios pasarán de los 50 millones. Las estimaciones de ingresos por comercio electrónico y publicidad siguen siendo alentadoras. Los ritmos de inversión en infraestructura de telecomunicaciones y logística tampoco se han frenado. Solo este año, IDC estima que las inversiones de los proveedores de acceso superarán los US$460 millones.



Los errores

Haber pensado que la forma de hacer negocios había cambiado. No había una "nueva economía".



Haber creído que ser regional garantizaba el éxito de un proyecto en Internet.



El efecto

Los inversionistas decidieron retirarse masivamente de los mercados.



La caída de los precios de las acciones y con ello de las valoraciones de las compañías en internet.



Lo que viene

Aprovechar la infraestructura que ha logrado construirse.



Crear modelos de negocio sostenibles y acordes con las condiciones del mercado.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.