| 3/30/1998 12:00:00 AM

JavaOne, fiesta de pioneros

El evento de los fanáticos del Java permitió ver los impresionantes avances de esta tecnología, que opera hasta una ciudad entera. El futuro está en la red.

Del 24 al 27 de marzo se realizó el evento más esperado por los amantes de Java en el mundo: JavaOne. Más de nueve mil personas se reunieron en San Francisco, California, para asistir a más de noventa conferencias, probar prototipos que se presentaban por primera vez al público y discutir acaloradamente los más recientes avances en el mundo del Java. El punto culminante fue la exhibición de una ciudad entera que opera con tecnologías basadas en Java.



Si no está familiarizado con el tema, lo anterior puede parecerle una retahíla sin sentido. Pero puede estar seguro de que Java pronto cruzará su camino, incluso sin que se dé cuenta. Java puede estar en su sitio Web favorito, en el juego multimedia que le regalaron de cumpleaños o en el sistema electrónico que responde su llamada cuando pide el saldo en el banco. Esta tecnología goza del don de la ubicuidad.



¿Qué es Java?



Java es un lenguaje de programación desarrollado por Sun Microsystems. Se puede usar en redes, corre en cualquier plataforma (DOS, Windows 3.1, Windows95, Windows 98, Unix, Linux, MacOS, WindowsNT, Solaris...), maneja con mucha facilidad el material gráfico y se puede aplicar en computadores de cualquier tamaño, desde servidores hasta chips empleados en teléfonos portátiles.



Java es el lenguaje de programación que se ha extendido con mayor rapidez en la historia. Si bien Sun lo lanzó hace sólo tres años, en 1995, ya hay medio millón de programadores Java en el mundo. Más de 150 empresas han pagado licencias para producir aplicaciones comerciales y más de 200 universidades se han involucrado en su enseñanza y desarrollo.



Hay muchas razones para su éxito. Es un lenguaje que cualquier persona puede obtener a bajo costo y sin dificultad. Funciona en cualquier clase de computador, lo que implica que los usuarios se pueden olvidar de la necesidad de hacer dispendiosas traducciones cuando van a pasar un documento desde un PC a un Macintosh. Es altamente seguro, pues un programa hecho en este lenguaje tiene pocas posibilidades de inmiscuirse con las funciones básicas del computador, de modo que sus fallas no afectan los sistemas esenciales del aparato. Es fácil de aprender y emplear, lo que se refleja en ganancias en productividad en el desarrollo de aplicaciones.



Por estas ventajas, numerosas compañías utilizan Java en la actualidad. En el evento de San Francisco se presentaron aplicaciones desarrolladas por empresas tan importantes como Visa, Sony, JP Morgan, Motorola, British Airways, AT&T, Home Depot, JC Penney y Sears.



Muchas de las más reconocidas compañías de informática del mundo le están dando un fuerte apoyo al esquema "100% Pure Java" de Sun Microsystems, una iniciativa con la cual se pretenden crear y generalizar estándares que faciliten el uso de Java. Entre estas compañías se cuentan IBM, Netscape, Oracle, Delco Electronics, Borland, Lotus y Symantec. Como resultado de estas alianzas han aparecido aplicaciones muy novedosas e interesantes en el último año, que estarán disponibles al público en un futuro cercano.



Guerra de modelos



El Java es mucho más que un buen lenguaje de programación. Ha cristalizado la confrontación entre dos enfoques alternativos sobre el desarrollo futuro del mundo de la computación. Uno de estos modelos es el de Microsoft, que se sintetiza en su lema "Windows en todas partes". El otro gira alrededor de Java, bajo el lema de Sun: "El computador es la red".



El modelo de Microsoft es conocido. Esta empresa aspira a que Windows, su sistema operacional, sea el dominante en toda clase de computadores, desde las agendas de bolsillo hasta los servidores de mayor tamaño, pasando por los computadores personales. En una altísima medida, ya ha conseguido este objetivo.



Pero Java se ha convertido en el núcleo alrededor del cual se unen numerosas empresas que aspiran a detener el avance de Microsoft. El problema de la visión de Microsoft, se afirma, es que su espectacular crecimiento se ha obtenido con la venta de un software cada vez más complejo, que obliga a los usuarios a realizar repetidas inversiones en computadores para poder correr las versiones más nuevas. Sin embargo, estas versiones son tan complejas que la mayoría de los usuarios sólo utiliza una porción mínima de su potencial.



La alternativa que ofrecen Sun y sus aliados son las aplicaciones desarrolladas en Java. Aprovechando que este lenguaje funciona muy bien en redes y que además facilita la creación de pequeñas unidades de programación que se pueden ensamblar según se requiera (llamadas "applets"), Sun ha planteado un modelo en el cual los usuarios trabajan en computadores muy simples de procesamiento local sin disco duro conectados a una red. El computador central de la red concentraría las aplicaciones y el almacenamiento de la información. Los usuarios no tendrían que mantener grandes programas en sus estaciones individuales, sino que podrían bajar a su terminal las funciones que necesitaran en el momento indicado. Así, se reducirían los costos de adquisición y mantenimiento de un sistema de computadores.



Alrededor de esta visión se congregan muchas empresas diferentes. La primera, por supuesto, es Sun. Pero además está la empresa de software Lotus, que desarrolló una "suite" de oficina --une procesador de palabra, hoja electrónica, manejador de presentaciones y operador de correo electrónico-- que es el mayor competidor directo del Microsoft Office. Las versiones más recientes de la "suite" de Lotus se programaron en Java, lo que les permite funcionar en cualquier plataforma.



Y otro aliado de Sun es Netscape, cuyo navegador Internet fue el primero en lograr una verdadera facilidad de uso, aunque ahora se ve amenazada por el Microsoft Explorer. Una de las estrategias de Netscape es el Netcenter, un sitio web al cual es posible afiliarse sin costo y que ofrece decenas de herramientas basadas en Java y diseñadas para aumentar la productividad.



Los esfuerzos de éstas y muchas otras empresas se encaminan en una dirección: desarrollar y fortalecer un ambiente de trabajo basado en redes antes que en computadores personales, con Java como lenguaje de programación dominante y en el que el sistema operacional de Microsoft sea uno entre muchos, lejos de la posición de liderazgo absoluto a la que esta empresa está acostumbrada.



Microsoft se defiende



La competencia en el mundo de la tecnología a veces toma caminos impredecibles. Esto lo demuestra la posición que adoptó Microsoft respecto a Java, que ha sido evitar el enfrentamiento y, en vez de esto, asimilar para sí las ventajas de su enemigo y superarlo en su propio terreno.



Así, Microsoft pagó a Sun Microsystems una licencia para utilizar Java en sus propios productos, mediante un acuerdo de distribución (el texto se encuentra en Internet en la dirección www.microsoft.com/corpinfo/contract.htm). Al reconocer las fortalezas de Java, Microsoft ha incorporado este lenguaje a su línea de productos, para maximizar la compatibilidad con ellos. La idea es que si los consumidores quieren Java, lo puedan obtener con Microsoft, sin necesidad de desplazarse hacia otro entorno que desconocen.



Actualmente hay un producto de Microsoft en el mercado que utiliza Java, el Visual J++, el cual tendrá su propia conferencia de desarrolladores entre el 27 y el 30 de abril, en Los Angeles, California.



Pero los planes de Microsoft en el uso de Java van más allá. Su intención es incorporarlo en un gran conjunto de herramientas de programación que se venderá como un solo paquete, conocido como VisualStudio. Este incluye Visual Basic, Visual C++, Visual InterDev, Visual Fox Pro, SQL Server, Visual SourceSafe, Microsoft Developer Network Library, Microsoft Transaction y por supuesto, Visual J++. Cada uno de estos componentes se consigue individualmente.



Por otra parte, Microsoft está usando su nueva posición como accionista de Apple Computer para incrementar su presencia en el mundo de Java. Se conoció recientemente la unificación de las tecnologías Java entre Apple y Microsoft. Es una plataforma más en la que Microsoft se asegura de tener control.



¿Quién vencerá en esta competencia? No vale la pena hacer predicciones en el mundo de la tecnología, pues los acontecimientos obligan a revaluar constantemente las apreciaciones de los más expertos analistas. Sólo dos cosas son ciertas. Por un lado, Java, una tecnología que no existía hace apenas tres años, ha llegado para quedarse y tendrá un profundo impacto en la forma como los seres humanos trabajarán y se comunicarán en el siglo XXI. Por otro, si bien no se sabe quién será el triunfador definitivo en la lucha entre Sun y Microsoft, alguien está recibiendo un beneficio claro de esta competencia: el consumidor.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?