| 2/18/1998 12:00:00 AM

Ciberbanca nacional

Las entidades financieras están atrasadas en ofrecer transacciones por Internet. Pero cinco de ellas les han tomado ventaja a las demás.

En junio de 1997 Poder & Dinero presentó un análisis sobre cómo Internet podría cambiar la orientación de las entidades financieras.



En ese momento había algunos proyectos y pocas realidades en el panorama. Siete meses después, el BIC, Colpatria, Uconal, Interbanco y Conavi de lejos han tomado la delantera en el desarrollo de la banca en el hogar ("home banking") y las sucursales virtuales.



Hay varios niveles en los servicios que las entidades financieras pueden ofrecer en Internet. Una cosa es tener una página informativa. Otra muy diferente es ofrecer transacciones por medio de la red. La gran mayoría de las entidades colombianas que se han lanzado por esta ruta se encuentran en la primera etapa. En su página Internet es posible conocer información como la historia del banco, su logo, la ubicación de las sucursales, los productos y servicios y, posiblemente, los estados financieros del año anterior.



Las del nivel más avanzado ofrecen una página que permite realizar transacciones. Para el usuario, esto implica que puede interactuar con su banco desde cualquier país del mundo. Para la entidad, Internet representa enormes ahorros, pues una transacción por esta vía puede costar 15 veces menos que otra hecha en una sucursal física.



En cuanto a la seguridad, que siempre está en la mente de los clientes, hay decenas de equipos y programas para proteger un sitio de transacciones y muchísimos mecanismos de prevención ante cualquier ataque indeseable. Esto explica la proliferación de sitios que ofrecen productos para pago con tarjeta de crédito o los sitios que permiten la compra de acciones en el Nasdaq o el New York Stock Exchange. Si ellos han podido implementar sistemas para transacciones que mueven decenas de millones de dólares diarios, es difícil creer que en Colombia no se pueda hacer algo similar.



Hay que creer en Internet



"La tecnología siempre ha estado disponible de la misma forma para todas las entidades, pero lo que verdaderamente marca la diferencia es cómo se la incorpora a los procesos operativos y comerciales", dice Edgar Javier Lotero, gerente de banca electrónica del BIC. Esta es una de las entidades que más rápidamente ha avanzado en el ofrecimiento de la tecnología a sus clientes. A finales de diciembre de 1997, más de siete mil personas habían realizado transacciones en el sitio del BIC en Internet, uno de los pocos que las ofrecen.



En el BIC, el 88% de las transacciones son consultas y revisión de movimientos y apenas un 12% son transferencias y pagos. Los clientes probablemente aún desconfían de la seguridad en la red, aunque con el tiempo su confianza debe aumentar.



Es de esperar que la dura competencia que viven las entidades financieras llegue también a la banca personal. Pasado el impacto de la novedad inicial, el vencedor será el que ofrezca mayores y mejores servicios en la red. Quienes llevan la delantera son las cinco entidades que han iniciado ya sus servicios, pero nada impide que otras que apenas están comenzando se conviertan en líderes, si aplican recursos e imaginación al problema. La tecnología existe y la experiencia también. Pero hay que creer en Internet.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?