| 9/1/1994 12:00:00 AM

Atropellados en la autopista

La "Information Highway" está cambiando los hábitos de trabajo y consumo en todo el mundo. El CD-ROM y los Personal Digital Assistant serán tan comunes como el reloj.

Albert Gore, el vicepresidente de los Estados Unidos, solamente habla de la "autopista informativa", al igual que durante la campaña presidencial sólo se refería a la capa de ozono, hasta el punto que el presidente Bush lo calificó como el "ozone man". La autopista informativa -Information Highway- es la red de información del futuro, mediante la cual los usuarios podrán tener acceso a todo tipo de información a través del computador. Ello significa que los periódicos, las conversaciones telefónicas, el intercambio de ideas y documentos, se harán a través del computador.

Los computadores están invadiendo los hogares, como ya lo hicieron con los negocios. En todo el mundo se calcula que hay 150 millones de microcomputadores. En 1993 se fabricaron 40 millones, de los cuales 8 millones se destinaron a los hogares; por primera vez las ventas de micros

sobrepasaron a las de carros. En total, si se suma la venta de software a la de equipos, el mercado de los microcomputadores alcanzó la cifra de US$ 300.000 millones, más de siete veces el producto interno bruto de Colombia.

El origen de este boom es el progreso técnico, pero también la guerra de precios desatada en 1992. El PC/XT de IBM, por ejemplo, se lanzó en marzo de 1983 a un precio de US$ 4.995. En 1994, el PS-1, un computador diseñado para uso personal, vale cerca de US$ 900, con una potencia superior en capacidad de almacenamiento, velocidad y desempeño más de diez veces mayor. El mercado de los computadores portátiles se ha desarrollado con equipos cada vez más livianos y compactos.

Actualmente el 35% de los hogares en los Estados Unidos posee computador. Al mismo tiempo, los nuevos equipos vienen con CD-ROM, el cual es considerado como la innovación más importante de 1994. Diez años después de la salida del primer Macintosh, el mundo de la informática recibe una nueva revolución con la aparición de la multimedia. Esta es la síntesis de todas las maneras de comunicarse: texto, sonido e imagen. El imperativo técnico es una enorme capacidad de memoria. La solución es el CD-ROM, cuyos discos almacenan 600 veces la capacidad de los diskettes tradicionales.

Los editores de software están revolucionando el mercado con una amplia gama de productos, para todos los públicos. La revista Penthouse, por ejemplo, lanzó recientemente su cuarto disco de CDROM, que trae fotos de desnudos, cortas secuencias fílmicas y textos. Los juegos de video están siendo editados en CD-ROM; ya existe una unidad compatible con Sega y microcomputador. En la educación también el computador ha hecho una revolución, sobre todo en Estados Unidos y Japón. Para la enseñanza de idiomas el computador es invencible: pronuncia las palabras, lee los textos con acento correcto y califica al alumno.

El primer microcomputador con multimedia apareció en 1987. La tecnología del CD-ROM no corre el riesgo de quedar en desuso. Aun cuando es posible que haya más innovaciones, la tecnología del disco óptico 1994 puede sobrevivir perfectamente 10 años, cosa poco común en informática. En este momento la multimedia representa una cifra de negocios a nivel mundial de US$ 20.000 millones. Se calcula que en el mundo hay instaladas seis millones de máquinas, de las cuales cuatro millones están en Estados Unidos. En la actualidad hay más de 6.000 títulos de programas y paquetes en disco óptico, de los cuales el 80% está en inglés. Los editores de enciclopedias son los primeros que se han visto amenazados y rápidamente se han adaptado a la nueva tecnología. Hoy en día los computadores con CD-ROM incluyen de regalo una versión resumida de la enciclopedia Compton.

La verdadera novedad en multimedia se originará en las obras diseñadas especialmente para este medio. Ya los juegos han superado con creces al Nintendo y Sega. La interacción del niño con el juego y el sonido han convertido al CDROM en el juguete preferido. Estas obras requieren un trabajo verdaderamente cinematográfico, con escenarios, diálogo y música. Las cifras de producción son enormes y se prevé que gigantes como Random House, Sega y Microsoft van a suplir la demanda. Este último anunció en diciembre el lanzamiento de la gama "Microsoft Home", que contendrá, de aquí a seis meses, una centena de títulos disponibles en 27 idiomas. Sega y Nintendo se han lanzado también a diseñar juegos para este mercado, que es su más abierta competencia. Más ambiciosos, Sony y Matsuhita tienen planes de vender sus catálogos de películas en CDROM.



Otro nicho del mercado que se está desarrollando, pero en forma más lenta, es el de los PDA (Personal Digital Assistant), o computadores portátiles del tamaño de una calculadora. Los resultados hasta ahora no han sido los mejores. Eo, una pequeña compañía de California, lanzó el primer PDA en 1991, seguido por el Newton de Apple a mediados de 1993. En ambos casos es una pequeña máquina del tamaño de la mano. No tienen teclado. En su lugar, se escribe directamente sobre la pantalla. Pero el reconocimiento de las letras es todavía muy imperfecto, y la posibilidad de enviar fax o comunicarse con una red implican tal cantidad de accesorios, que no caben en un maletín ejecutivo. Después de una primera ola de curiosidad las ventas del juguete se hundieron en Estados Unidos. Compaq, que se aprestaba a lanzar a principios de este año el "Mobile Companion" suspendió su comercialización. IBM está en stand by también antes de lanzar un aparato llamado Simón, en asociación con Bell para las telecomunicaciones.

El producto de Eo, apoyado por ATT, Matsuhita, Olivetti y Marubeni, se vende a un precio de US$3.000 por fuera de Estados Unidos. Los productores de electrónicos a nivel masivo como Sony y Phillips se agruparon alrededor de

General Magic, una firma de Silicon Valley , que desarrolló un nuevo software

que facilita la búsqueda de información. Todo parece indicar que el mercado"

está maduro para la fusión del computador y el teléfono celular. Desde ya los analistas están calculando una demanda de más de 100 millones de PDA en el año 2000. La visión de IBM, Compaq y Apple es la de un pequeño computador todopoderoso, que obedezca la voz del amo y que se lleve a todas partes como un reloj.



LOS PRÓXIMOS QUINCE AÑOS

Con el poder de los microcomputadores doblándose cada dos años, los consumidores dispondrán en el año 2000 de máquinas diez veces más rápidas que las de hoy. Obedientes a la voz humana, sabiendo descifrar la escritura manuscrita, los computadores serán cada vez más livianos. Su miniaturización, unida a un mínimo consumo de energía, convertirá a los computadores cada vez más en nómadas portátiles. Este es el programa del futuro de la informática en los próximos quince años.



1994, LA CONSAGRACIÓN DEL DISCO ÓPTICO CD-ROM

E s el producto estrella del año. La disminución en precios de los lectores y la explosión de ofertas en marcas y software convertirán al CD-ROM en un objeto de uso diario. Muy pronto todos los microcomputadores vendrán equipados con un lector de CD-ROM. Las casas de software serán las más beneficiadas con este avance, puesto que el disco prácticamente no se puede copiar, amenos que se cuente con una memoria gigantesca en el disco duro, lo que protegerá definitivamente al software de la piratería.



1995, LA DESAPARICIÓN DE LA FRONTERA ENTRE MAC Y PC

Tiene Mac o PC? Esta pregunta, pronunciada a diario en el momento de intercambiar información, no se volverá a cuestionar en un año más. Los nuevos microprocesadores Power PC, concebidos por los ingenieros de IBM dentro de la alianza estratégica con Apple, soportarán todos los sistemas de operación que existen. El usuario introducirá un diskette y el computador determinará cuál es el mejor programa que se debe utilizar para leerlo.



1996, EL BOOM DE LOS MICROCOMPUTADORES DE BOLSILLO

Los famosos PDA (personal digital assistant) no estarán en los bolsillos de los consumidores antes de esta fecha. No se parecerán en nada a los productos existentes actualmente en el mercado, como el Newton, la agenda electrónica de Apple, o el reloj Swatch, dotado de un receptor de mensajes. Los japoneses Sony y Matsuhita particularmente, están preparando instrumentos ultra miniaturizados, que cumplirán cada uno con una sola función. Algo así como el walkman. Los "diccionarios" digitales del tamaño de una calculadora se generalizarán. Poco a poco los diccionarios, anuarios y enciclopedias abandonan el formato de papel. Los escritorios de los oficinistas y ejecutivos no estarán colmados de cerros de papel sino de una miríada de pequeños aparatos, dotados de una pantalla. Para evitar que se pierdan también contarán con un emisor, que avisará dónde están para poderlos localizar.



1997, EL MICROCOMPUTADOR QUE RESPONDE A LA VOZ DE SU DUEÑO

El computador vocal no será capaz de escribir una sola letra dictada por el usuario, pero podrá obedecer a una centena de órdenes como marcar un número telefónico, cargar un programa, imprimir un documento, calcular un porcentaje, etc. De la misma manera que existen teléfonos "manos libres", existirán computadores "manos libres", a los que sólo será suficiente hablarles. Es cierto que ya existen computadores que obedecen a la voz, aunque están reservados a ciertas profesiones que requieren un trabajo de precisión con las manos (los cirujanos, por ejemplo). De aquí a tres años la tecnología se extenderá. Previsiblemente habrá un corto período de aprendizaje -se calcula menor a un cuarto de hora-, durante el cual el computador se familiarizará con la "voz del amo". De ahí en adelante se obtendrá un porcentaje de comprensión satisfactorio, 97% para instrucciones previamente memorizadas. Una tercera persona no será comprendida. Esta es una ventaja dentro de las oficinas abiertas.



1998, LA MÁQUINA QUE RECONOCE LOS ROSTROS

Para reconocer un rostro, buscar en una base de datos de varios centenares de millones de fotos el documento donde se ve, por ejemplo, un manifestante sacándole la lengua a un policía, hay que ser capaz de analizar la imagen a partir de una acumulación de experiencias. Esto supone la creación de computadores que puedan recibir varios grupos de datos radicalmente diferentes, como imagen y sonido, y de sintetizarlos en una fracción de segundo. Dicho de otra forma, de poder hacer funcionar varios microprocesadores los unos al lado de los otros en el mismo computador. Esta tecnología del "paralelismo" ya existe. El problema, actualmente, es el de diseñar software que se alimente de varios microprocesadores que funcionen al mismo tiempo, pero de manera autónoma. El paralelismo permitirá, de otra parte, crear nuevos programas capaces de "aprender", o sea memorizar las funciones que se utilizan corrientemente.



1999, LA GRAN FUSIÓN TELENUMÉRICA - COMPUTADOR

A fines de siglo, todos los utensilios electrónicos (televisión, teléfono, computador, etc.) serán numéricos y será posible conectarlos entre ellos, hacerlos dialogar y reemplazar unos por otros. El computador registrará el noticiero de televisión y hará un resumen de prensa automático; suministrará, por ejemplo, la información bursátil, los resultados de la lotería y de los partidos de fútbol, de acuerdo con lo que el usuario escoja. Por otra parte, la televisión se convertirá en una terminal capaz de efectuar la mayoría de las operaciones de un computador actual. Ambos estarán conectados al teléfono o a una red.

El usuario podrá pedir directamente una película a una cinemateca, y los profesionales tendrán acceso a grandes bancos internacionales de datos, que le enviarán por cable información en forma de imágenes y documentos.



2010, LA DESAPARICIÓN DE LOS MICROCOMPUTADORES

Hace 30 años tener una calculadora representaba una ventaja estratégica. Hoy las calculadoras han invadido el mundo, pero no constituyen ninguna ventaja real sobre la competencia. De la misma manera, los computadores se van a convertir en instrumentos tan corrientes que no se les prestará atención. Igual que con una ,calculadora hoy en día. El punto crucial será el código de acceso secreto que le permitirá al usuario conectarse a grandes bases de datos desde su computador. Los pleitos por sistemas operativos serán olvidados totalmente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?