| 11/9/2007 12:00:00 AM

Variedades de té

Variedades de té
Té verde
Este tipo de té tiene poca o casi ninguna fermentación. Su sabor es levemente amargo y la infusión es de un amarillo con tintes verdosos. “Entre sus propiedades está un alto contenido de flúor, antioxidantes que ayudan a prevenir la degeneración celular y reducen los niveles de colesterol”, explica Nelly Sánchez, la experta en té de The Tea House.

Té negro
Se caracteriza por tener un proceso de fermentación más largo, en el cual las hojas obtienen dicho color y la bebida es de color ámbar. Su sabor es más fuerte que otros tes y es más estimulante. “Este té es estimulante, favorece la concentración y la actividad intelectual. Además contiene teína que es el alcaloide estimulante del té como la cafeína”, señala Beatriz Llano, directora de mercadeo de Té Hindú.

Té rojo o Pu-Erh
Su origen es chino y se conocía como el té de los emperadores por ser exclusivo de la nobleza. Las hojas son recogidas y se conservan en las cuevas de las montañas de la provincia de Yunnán, y pueden fermentarse entre 10 y 50 años. Es un té muy exclusivo y costoso en algunos casos,  además tiene propiedades adelgazantes, fortalece el sistema inmunológico y quema grasas.

Oolong
Es un té semifermentado verde pardo y ligeramente amargo.
Su sabor no es tan aromático
como el negro pero tampoco tan pastoral como el té verde.
A su vez, contiene polifenoles que ayudan a eliminar los radicales libres.

Té amarillo
En este caso las hojas de té verde son maduradas al sol, lo que les otorga su tonalidad amarilla. Es más suave que el té verde y tiene propiedades digestivas.

Té blanco
Las hojas para elaborar este té son muy jóvenes y con un proceso mínimo de fermentación. Es un excelente antiviral y antibacterial y fortalece el sistema inmunológico.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.