| 8/19/2005 12:00:00 AM

¿Un joven bien preparado?

¿Un joven bien preparado?
Pocos profesionales saben cómo aplicar todos los conocimientos adquiridos a sus propias finanzas. El conocimiento sobre el tema pensional es muy bajo y persisten ideas erradas:



1-La pensión no es un problema del gobierno. Históricamente, cómo se pensionaba la gente había sido una responsabilidad del gobierno. Pero la Ley 100 y la aparición de los fondos privados trasladaron esa responsabilidad a cada individuo. Hoy su pensión es función de su ahorro.



2-La pensión no es un impuesto. Muchos asalariados y empresarios consideran el aporte a pensión como una plata que le están quitando, no como un ahorro. Y lo asemejan más a un impuesto.

No obstante, hay que reconocer que si bien buena parte del descuento del 14,5% va a la cuenta individual (el 10%) hay otros costos: 2% para seguros, 1,5% para administración y promoción y 1% para garantía de pensión mínima para salarios mayores a 4 salarios mínimos mensuales vigentes para darle solidaridad a este régimen. Para salarios muy altos (entre 16 y 25 SMML), hay nuevas cargas: 0,5% al fondo de solidaridad, 0,5% de subsidio ancianos pobres, 1% a ancianos.



3-La pensión no es una decisión del empleador. Muchos colombianos no saben o no recuerdan a qué entidad le están confiando su futuro pues muchas veces no son ellos quienes toman la decisión sobre a qué fondo vincularse. Y no es que los obliguen, sino que no cuentan con el conocimiento o los elementos para tomar una decisión informada.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.