| 8/6/2004 12:00:00 AM

Qué debe tenerse en cuenta

Qué debe tenerse en cuenta
- Aun cuando se crea lo contrario, el hecho de pactar capitulaciones matrimoniales no significa que los cónyuges hayan extinguido la sociedad conyugal que entre ellos surja por el hecho del matrimonio.

- En algunos casos, limitarse a otorgar capitulaciones para excluir algunos bienes de la sociedad conyugal puede ser una estrategia "coja". Si lo que buscan los futuros esposos es no "confundir" los patrimonios de cada uno, generalmente las capitulaciones resultan insuficientes, pues al casarse surgirá la sociedad conyugal y los patrimonios tenderán a "mezclarse". En esos casos, lo recomendable es hacer capitulaciones e inmediatamente se casen, liquidar la sociedad conyugal. Esto permitirá que manejen los patrimonios en forma independiente siendo los bienes propios de cada cónyuge. Sin embargo, los bienes que se quieran tener en común, los pueden tener sin ningún problema.

- Cuando se adquiere un bien por herencia, donación o legado no ingresa a la sociedad conyugal sino a los bienes propios del cónyuge que los recibió.

- Cuando se proceda a liquidar la sociedad conyugal surgida en virtud del matrimonio, los bienes expresamente excluidos en las capitulaciones no formarán parte del activo de la sociedad conyugal. Por el contrario, sí se incluirán dentro del activo los bienes relacionados en las capitulaciones que los cónyuges hubieren aportado al matrimonio.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.