| 10/26/2007 12:00:00 AM

Los polos opuestos

Los polos opuestos
Al otro lado de los optimistas, están los pesimistas y los depresivos.
 
Un depresivo es pesimista pero un pesimista no es necesariamente un depresivo. Un depresivo tiene más vulnerabilidad a enfermedades corporales solo por el hecho de la manera como afronta la vida y los problemas, ya que antes de empezar a luchar por algo se da por vencido.

La persona depresiva se caracteriza por tener uno o más de los siguientes síntomas, de acuerdo con Álvaro López el neuropsicológo.

1-Problema con el afecto, es decir que se la pasa triste y no tiene ninguna capacidad de sentir placer en la esfera afectiva.

2-Si se ve afectada en el pensamiento y todo lo ve malo, piensa que es la peor persona del mundo.

3-Piensa más lento de lo normal, le falta vitalidad, posee síntomas vegetativos de sueño y/o de apetito (mucho a veces y muy poco en otras ocasiones).

4-Alteraciones cognitivas que disminuyen la concentración a corto plazo, es decir, está “elevado” constantemente.

5-Trastornos en el estado de humor.

6-Pesimismo prolongado, es decir que las tristezas le duran mucho tiempo.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.