| 7/8/2005 12:00:00 AM

Los niveles del exito financiero

Los niveles del exito financiero
Estar endeudado

Este nivel es una bomba de tiempo. El individuo tiene un nivel de gastos superior a sus ingresos, y cierra la brecha con deudas. Aunque tiene hábitos de consumo desbordados, la persona atribuye su problema a la escasez de sus ingresos. En este estado, un accidente profesional implica una crisis financiera.



Pasar a ras

En este nivel, la persona gasta todo lo que recibe y, aunque no se endeuda, tampoco tiene capacidad de ahorro. Si bien es menos grave que la etapa anterior, la salud financiera de esta persona está en peligro; cualquier accidente o imprevisto puede desestabilizarla.



Ahorrar

Este paso es muy importante para pasar a los siguientes: es una condición necesaria. Sin embargo, muchas personas se quedan en este paso, y no hacen un manejo inteligente de sus inversiones. En muchos casos, estas personas permiten que su capital se desvalorice, pues lo dejan en cuentas con bajo rendimiento, o incluso lo guardan en efectivo.



Ser apostador

En esta etapa, las personas, a pesar de tener buenos hábitos de ahorro, dejan sus inversiones a la suerte. Son personas que no conocen bien los activos en los que están invirtiendo y corren altos riesgos. Sus inversiones están a la deriva, pues no tienen un plan ni una política para manejar su capital.



Invertir a largo plazo

Estas personas se trazan objetivos financieros y tienen un plan de largo plazo para cumplirlos. Se interesan por sus inversiones, buscan cada vez mejores fuentes de información y entienden los riesgos que corren sus activos, pues invierten en educarse apropiadamente, antes de comprar los activos. Están conscientes del valor de los intereses compuestos y conocen la legislación tributaria. Estas personas saben invertir en diferentes tipos de fondos.

ser un inversionista avezado

Estos inversionistas tienen las herramientas para ser más agresivos con sus estrategias. Tienen excelentes hábitos con su dinero, conocen bien sus inversiones y las administran con astucia. Están bien informados, conocen bien el mercado, tienen un grupo de consejeros profesionales bien escogido para asesorarlos y participan activamente en el manejo de sus inversiones.



Ser un capitalista

El capitalista logra orquestar el talento y los recursos de muchas personas para poner en marcha grandes proyectos.

Sabe que el dinero no es algo físico, sino una idea en la mente de las personas.

Conoce bien el juego del capitalismo, y así genera prosperidad, oportunidades y empleos.

Es una persona que en muchos casos va contra la corriente del mercado, y aprovecha las crisis para sacar sus planes adelante.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.