| 4/30/2009 12:00:00 AM

En pocas palabras

El beneficio del Gobierno consiste en un subsidio a la tasa de interés del crédito hipotecario para quien compre vivienda nueva y estará entre el 5% para viviendas alrededor de los $67 millones hasta el 3% para inmuebles de menos de $167 millones.

En pocas palabras

Entre mayor es el valor de la vivienda menos son los puntos subsidiados. El subsidio será del 5% para las viviendas de menos de $67,1 millones (135 salarios mínimos mensuales legales vigentes SMMLV), 4% para inmuebles entre los $67,1 millones y $116,8 millones (135 y 235 SMMLV) y 3% para las viviendas entre $116,8 millones y $167 millones (235 y 335 SMMLV). Además, serán repartidos en todos los niveles pues se espera que 4.000 subsidios queden en viviendas de menos de $32 millones (70 SMMLV), 10.000 en viviendas entre los 70 y 135 SMMLV, 9.000 en viviendas entre los 135 y235 SMMLV y otros 9.000 en las viviendas entre 235 y 335 SMMLV. Sin embargo, pueden recomponerse en función de la demanda.

El subsidio es para los créditos desembolsados a partir del 1 de abril de 2009 y antes del 30 de junio de 2010.

La cobertura aplicará durante los siete primeros años de la vida del crédito. Después, la tasa de interés del crédito se liquidará a la tasa pactada con el banco al momento del desembolso.

Se beneficiarán los primeros 32.000 créditos desembolsados en los diferentes rangos de vivienda.

La medida se restringe a un solo crédito por deudor o sujeto de crédito a cualquier título.

El beneficio también podrá aplicarse a los contratos nuevos de leasing habitacional, siempre y cuando se ejerza la opción de compra.

El subsidio se pierde si se incurre en mora por tres meses consecutivos contados a partir del primer día de retraso. No podrá volver a solicitarlo.

El Gobierno destinará para esta medida alrededor de $500.000 millones.

Dentro de las otras medidas que se han tomado está aumentar temporalmente el valor de los subsidios asignados por las Cajas de Compensación Familiar a los hogares con ingresos de hasta dos salarios mínimos, facilitar su giro a los constructores y brindar una garantía a los créditos de menos de $30 millones destinados al mejoramiento de vivienda. También se piensa facultar al Fondo Nacional del ahorro, FNA, para establecer alianzas con los constructores y los entes territoriales para apoyar macroproyectos de VIS.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.