| 10/29/2010 12:00:00 AM

Educación financiera

Educación financiera
 El Stop Loss es una orden de venta sobre un activo financiero a un precio definido, para limitar las pérdidas que puedan ser generadas por una baja de precios del mismo en el mercado. Generalmente, el nivel de un Stop Loss es definido por el inversionista cuando toma una posición en un activo, de manera que define el nivel de pérdidas que está dispuesto a tolerar si la estrategia no es la esperada. En ciertos sistemas de negociación, el nivel de Stop Loss puede ser definido desde el momento de la toma de una posición, lo cual le permite al inversionista y a su asesor, no tener que observar los precios del activo en todo momento. Por su parte, el Take Profit es una orden similar al Stop Loss, pero relacionada con las ganancias. Es decir, es una orden de venta sobre un activo a un precio definido, para tomar las utilidades ocasionadas por la subida de precios de éste. Esta es una orden cuyo precio es definido por el inversionista al tomar una posición en algún activo. En todo caso, debe ser claro que la decisión del inversionista de fijar niveles de take o stop está relacionada directamente con su perfil de riesgo. En general, alguien que tenga un horizonte de inversión de largo plazo, probablemente aceptará pérdidas temporales de capital, por lo que puede no requerir de la imposición de este tipo de órdenes.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.