| 8/6/2010 12:00:00 PM

Educación financiera

Educación financiera

 Uno de los principales factores que afecta las inversiones es el efecto de contagio o aversión al riesgo a nivel global. Por ejemplo, el tema de la crisis de deuda europea y las posteriores pruebas de estrés (stress test) sobre los bancos de la región que se realizaron recientemente.

 Las pruebas de estrés son ejercicios que miden la solidez de los bancos para enfrentar escenarios de pérdidas en sus balances por tener activos de riesgo, por el deterioro general de la economía así como por el evento en el cual uno o varios emisores de deuda puedan dejar de pagar.

 Los supuestos que se utilizan para realizar el ejercicio son determinantes en los resultados de dichas pruebas. Si se supone que no existe probabilidad de que algún emisor de deuda deje de pagar sus obligaciones y adicionalmente, no se suponen escenarios de deterioro económico, con seguridad la mayoría de entidades financieras saldrán bien libradas –en teoría–, mientras que bajo supuestos más estrictos, seguramente las pruebas revelarán un mayor número de entidades que necesitarán ayuda.

 En el caso del stress test del sistema bancario europeo aparentemente se optó por la primera fórmula, lo cual podría generar un fuerte impacto sobre la economía y los mercados financieros en el futuro si las condiciones económicas de la región se deterioran más de lo estimado. En todo caso, los mercados no tienen más alternativa que creer en los resultados reportados.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.