| 9/3/2004 12:00:00 AM

¿Cuándo hacerlo?

¿Cuándo hacerlo?
El momento para renunciar es cuando siente que llegó al tope de la situación y debe plantearla, o cuando tiene una oferta formal de otra organización porque la recomendación del mercado es "no soltar una liana hasta no tener la otra". Londoño asegura que la mejor manera de conseguir un nuevo trabajo es estando empleado. Pero depende de a qué punto se ha llegado en la tensión laboral. Sin embargo, antes de partir es mejor tener en cuenta algunas recomendaciones:

- No es solo cumplir el preaviso, se trata de cumplir la relación laboral para que no haya efectos negativos para la organización con su salida.

- No deje botado el trabajo ni la relación.

- Dele tiempo a su jefe para conseguir un reemplazo y capacite a la persona en el nuevo cargo.

- Deje las puertas abiertas.

- Dele el mayor tiempo posible a la organización para ajustarse al cambio.

- Haga una entrega formal del cargo, ojalá por escrito.

- Cierre los ciclos, deje los temas que dependen de usted completamente solucionados y finiquitados los temas formales, sobre todo si usted ordenaba gasto o si su firma estaba registrada ante los bancos o entidades oficiales.

- Pida una retroalimentación de su gestión.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.