| 10/15/2004 12:00:00 AM

Cómo opera

El trading de divisas es riesgoso. Las pérdidas pueden ser rápidas y significativas.

Cómo opera
Hay dos maneras de entrar en el negocio: directamente o por medio de un administrador de portafolio. En ambos casos, hay que abrir una cuenta especial en el exterior, en uno de los bancos (broker) que están apalancando el trading de divisas. Para eso, hay que llenar los requisitos de ley, como el formulario de lavado de activos para demostrar que la procedencia del dinero que se transfiere es legal y pagar los costos comerciales de esa transferencia. Luego, el banco hace la apertura de la cuenta respectiva y otorga un nombre de usuario y una clave. Si el inversionista quiere operar directamente su cuenta, debe contactar a un operador del mercado Forex en Estados Unidos para que le tramite un dominio propio para poder comprar y vender divisas desde su computador, una vez entre al sistema. O si lo prefiere, contacta una empresa especializada para que le maneje la cuenta, a la cual le debita o le abona automáticamente los recursos a medida que se intercambien divisas. De esta manera, el inversionista puede ver en tiempo real (en internet) qué está pasando con su dinero y en el momento en que quiera puede salirse del negocio sin castigo alguno. El intermediario cobra un porcentaje por las utilidades que se obtengan y conviene también responsabilidades en el caso de pérdidas, dependiendo de los niveles de riesgo que convengan las partes. Sin embargo, el trading de divisas es riesgoso y las pérdidas pueden ser rápidas

y significativas, por lo que se recomienda invertir dinero que no se necesite, tener claros los riesgos y tener en cuenta primero los bajos niveles de riesgo que en los altos rendimientos.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.