| 4/27/2007 12:00:00 AM

Al ritmo de la inflación

Al ritmo de la inflación
Durante los últimos dos años, endeudarse en UVR ha sido lo más conveniente.

Probablemente mucha gente ha comenzado a recordar lo sucedido a finales de la década pasada con el UPAC. Cabe aclarar que a diferencia del UPAC, que terminó reflejando los movimientos de las tasas de interés en la economía, la Ley de Vivienda establece claramente que la UVR se debe actualizar única y exclusivamente a partir de la inflación.

Durante los últimos dos años, endeudarse en UVR ha sido lo más conveniente. En 2006, por ejemplo, la inflación proyectada era del 5% y finalmente terminó en 4,65%. De tal manera, tasas de 7,8% más UVR dieron unas tasas efectivas del 12,45% frente a tasas en pesos del 13,5%. Esto podría significar ahorros alrededor de $7 millones en un crédito de $100 millones a 15 años.

En general, los créditos en pesos son más costosos pues la entidad se compromete con una tasa fija durante todo el período, con lo cual está asumiendo el riesgo de inflación. Por esto, si el deudor escoge un crédito en pesos debe acreditar mayores ingresos puesto que las primeras cuotas son más altas que en un sistema de UVR. Está pagando un seguro por tener la certeza de las cuotas. Si la tasa en pesos es similar a la de UVR es preferible, pues da mayor seguridad.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.