| 9/3/2004 12:00:00 AM

Vivienda, aún hay tiempo

A pesar del aumento en los precios de la finca raíz, todavía es un buen momento para adquirir vivienda. Las tasas de interés podrían subir a mediano plazo.

Si usted ha postergado su decisión de comprar casa o apartamento, es mejor que revalúe esta posición. Según expertos consultados, estamos en una de las mejores épocas para adquirir vivienda.

Aunque los precios han aumentado en el último año, se espera que la vivienda se siga valorizando. Por una parte, el aumento de las tasas de interés en el exterior aún no se ha reflejado sobre las tasas internas, que están en sus niveles más bajos. A esto se suman una amplia oferta de inmuebles para escoger y los incentivos tributarios que brindan las cuentas de Ahorro para el Fomento de la Construcción AFC, mientras las entidades financieras han diseñado sistemas de amortización y mecanismos para facilitar la adquisición de vivienda.

Demorar la decisión implicaría perder la valorización que trae el aumento de precios -y comprar cada vez más caro- y enfrentarse a un eventual aumento de las tasas de interés en el mediano plazo.

En algún momento, el aumento en las tasas de interés en el exterior deberá comenzar a reflejarse en un ajuste en las tasas de interés internas. Y si bien aún no ha sucedido, pues para el Emisor provocaría una mayor entrada de capitales generando una mayor revaluación, al menor repunte de la inflación esto podría cambiar.

"El Banco de la República ha actuado para moderar la revaluación, pero su actuación tiene límites", comenta Leonardo Villar, codirector del Emisor.

Además, si usted posterga su decisión, no podrá beneficiarse del seguro contra inflación, que garantiza que el valor de su cuota no subirá por encima del 6% y que expirará el próximo 15 de enero de 2005. Recuerde que aplica para créditos menores a $43 millones, cuyo valor de la vivienda no supere los 323 salarios mínimos, es decir, $113 millones.



Las razones

Múltiples razones hacen que sea un buen momento para invertir en vivienda:

- Buena inversión: El dinamismo de la actividad edificadora y las transacciones inmobiliarias ha devuelto la rentabilidad a este tipo de inversión.

Según Sergio Mutis, presidente de Fedelonjas, durante el primer semestre del año, la valorización fue en promedio del 15% para edificaciones nuevas y 12% para usadas, lo cual sumado a una renta de alquiler cercana al 10% implica una rentabilidad superior al 22% para alguien que adquirió vivienda al comenzar el año. Muy por encima de las otras alternativas de inversión que brinda el mercado en la actualidad.

Mucha gente ya tomó la decisión, pues las transacciones inmobiliarias alcanzan cerca de $1,4 billones mensuales en las 9 principales ciudades del país.

- Precios al alza: A pesar de la recuperación de los precios, aún están en términos reales en los niveles de hace 6 años. Además, la vivienda es un mercado demandado (la demanda es mayor que la oferta), según Fedelonjas. El crecimiento vegetativo se estima en 150.000 unidades al año y hoy se está construyendo menos de la mitad de esta cantidad. Y si a esto se le suma que los insumos de la construcción están creciendo por encima de la inflación, esto garantiza una valorización de la vivienda a largo plazo. Por ejemplo, el acero está creciendo a una tasa anual del 30%.

- Arriendo seguro: Otro factor que incrementa la seguridad de invertir en finca raíz es el nuevo estatuto de arrendamiento (Ley 820 de 2003), que acelera el proceso de restitución de la tenencia de un bien arrendado. Si antes podía tardar entre 1 y 3 años, ahora no debería demorar más de 3-5 meses. Además, elimina la solidaridad del arrendador para con las empresas de servicios públicos ante un incumplimiento del inquilino.

- Mercado: Además, los mercados secundario y de arrendamiento de vivienda se han reactivado y están creciendo. De hecho, el 80% de las transacciones inmobiliarias que se realizan mes a mes corresponde a inmuebles usados. Según Fedelonjas, 3 de cada 10 colombianos que adquieren vivienda nueva la financian al vender la anterior. Además, el tiempo para alquilar un inmueble se ha reducido y hoy está alrededor de 3 meses.

Más consejos

- Compre sobre planos: La mejor inversión en finca raíz se hace cuando se compra de esta manera. Según Camacol, durante esta etapa, en estratos altos se puede ganar un 7% real. Pero hay que asegurarse de que el adelanto se maneje mediante un contrato fiduciario y con una constructora formal.

Por medio de este mecanismo, con un pequeño valor de separación (el 10% del valor del inmueble), puede fijar su precio y ganar la valorización durante la construcción.

- Ventajas tributarias: Las personas que ganan salarios entre $4 y $10 millones pueden aprovechar el doble beneficio tributario que brindan las cuentas AFC. Recuerde que los ahorros de esta cuenta reducen la base gravable del impuesto de renta hasta el 30% del sueldo. Además, la cuota del crédito de vivienda que se debite de esta cuenta también es deducible de la base gravable. Diferentes cálculos muestran que el ahorro de impuestos al aprovechar estos beneficios puede representar alrededor del 40% de la cuota de un crédito de vivienda (ver ejemplo en www.dinero.com).

- Ubicación: Hay una oferta abundante y amplias opciones. Sobre todo, en estratos altos. Sin embargo, algunos constructores en Bogotá comentan que están enfrentando la dificultad de conseguir buenos terrenos pues cada vez son más escasos. Esto significa que en el futuro será más difícil conseguir inmuebles bien ubicados.

Así que si usted tiene un buen sitio, tasas competitivas, precios al alza y buenas expectativas, no postergue más su decisión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?