| 2/2/2007 12:00:00 AM

Una larga espera

El estreñimiento no es una enfermedad, pero sí un síntoma de que el organismo no anda bien. En Colombia, alrededor de 22% de la población padece este trastorno.

Cuando se tienen menos de tres evacuaciones intestinales a la semana o hay dificultad para realizarlas, no hay duda. Usted sufre de estreñimiento. Aunque la frecuencia depende de la persona, es importante estar pendiente de que no sea menor a tres veces. Entre los síntomas más frecuentes se encuentran la inflamación, los cólicos, la sensación de llenura y la pesadez estomacal. Las personas que sufren de estreñimiento también pueden tener distensión abdominal y flatulencias. Esta condición se puede dar en personas que ingieren poca fibra en su dieta alimenticia; sin embargo, no es la única razón, pues para algunos pacientes ingerir comidas con alto contenido de fibra puede empeorar los síntomas.

Qué se puede hacer

No hay que avergonzarse del problema, es necesario actuar. "Una dieta balanceada que incluya componentes importantes de fibra, permite determinar si el estreñimiento fue algo momentáneo o es una condición persistente", señala Luis Carlos Sabbagh, médico gastroenterólogo y jefe de gastroenterología de las Clínicas Colsánitas. "Cuando los pacientes continúan con el estreñimiento, a pesar de una dieta balanceada, requieren ciertas ayudas, como los laxantes. Los laxantes son benéficos siempre y cuando sean consumidos bajo dirección médica. Algunos son suaves, seguros y bien tolerados por el paciente, como aquellos que contienen bisacodilo", recomienda Sabbagh. En caso de sufrir un estreñimiento severo, es importante utilizar otros medicamentos que favorezcan la movilidad intestinal, pero que deben ser formulados directamente por el médico y para las condiciones específicas del paciente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?