| 2/16/2006 12:00:00 AM

Un placer con beneficios

Para el mes de San Valentín no olvide incluir el chocolate en sus compras. Los beneficios comprobados del producto pueden resultar más que un lindo regalo.

El chocolate ha sido uno de los productos más estudiados por médicos y nutricionistas, debido a sus grandes beneficios. Gracias a ello, cada vez más personas incluyen el chocolate en su dieta diaria.

El alto contenido de hierro y fibra hace que su consumo frecuente prevenga enfermedades como el cáncer de colon y problemas digestivos. Igualmente, la presencia de fenol hace que el chocolate reduzca los niveles de colesterol en las personas, mejora la elasticidad de las venas y, en general, ayuda a mantener a una buena salud cardiovascular.

Pero hay más. El cacao induce la producción de endorfinas -llamadas hormonas del bienestar y la felicidad- en el cuerpo, haciendo que las personas experimenten momentos felices y agradables. Se ha demostrado en experimentos que las personas que producen baja cantidad de endorfinas son más inestables en sus emociones y más propensas a las adicciones. "El chocolate negro es muy recomendable para las mujeres durante sus períodos premenstruales o para personas con estados anímicos depresivos, pues brinda relajación y calma el organismo", asegura Sandra Múnera, nutricionista y dietista.

Por fortuna, para las personas que le huyen a la idea de engordar con el chocolate también hay buenas noticias. Se ha comprobado que el chocolate en porciones pequeñas y acompañado de una dieta balanceada, ayuda a perder grasas e incluso actúa como antioxidante. "Los chocolates son una gran fuente de antioxidantes, sustancias que retrasan el envejecimiento al combatir la degeneración y muerte de las células", asegura José Fernando Ramírez, gerente de Frugen, una empresa que produce y comercializa chocolates sin azúcar, 100% natural.

Finalmente, y pensando en la salud de la piel, está la terapia de chocolate, que consiste en el uso del cacao en tratamientos estéticos y terapéuticos. Así, el chocolate se convierte ahora en el material perfecto para un masaje para liberarse del estrés acumulado, al mismo tiempo que lo llena de energía y vitalidad. "Los mismos beneficios que muestra el producto han sido utilizados en los spa, para mantener relajado el organismo y al mismo tiempo humecta la piel por su alto contenido de grasa", asegura la doctora Múnera.

Pero no todo es color de rosa. Grandes cantidades de chocolate endulzado con azúcar sí son una fuente enorme de calorías, muchas de las cuales no se queman y acaban por formar grasa corporal. Así que una pequeña porción de chocolate al día es suficiente. Además, en algunos casos, el chocolate puede convertirse en una adicción. Para algunas personas resulta imposible comer pequeñas cantidades una vez que se ha activado su deseo por él. Por ello, la moderación es la clave. Recuerde, los peligros por el consumo excesivo de chocolate no compensan en absoluto los beneficios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?