| 9/28/2007 12:00:00 AM

Un carro seguro

La mayoría de usuarios toma el seguro más económico para su vehículo, sin verificar si está adquiriendo la protección necesaria para su carro y para terceros. Verifique la responsabilidad civil de sus productos.

El seguro de vehículo es, sin duda, el más común de todos los seguros existentes. Sin embargo, la mayoría de veces la variable decisoria para adquirirlo termina siendo el precio. Y lo barato le puede salir caro: talleres y repuestos de mala calidad, largas demoras, amparos insuficientes, etc.

En el momento de adquirir este tipo de seguro lo primero que debe mirar es la seriedad y la responsabilidad de la empresa que emite la póliza. Lo segundo, el producto: verifique y compare las diferencias entre los amparos y deducibles que le ofrecen.

Las pólizas tienen tres coberturas básicas: una, daños de bienes a terceros (cuando estrella un carro, un inmueble o hasta un poste); dos, muerte o lesión de una persona; y tres, muerte y lesión de dos o más personas. Y la mayoría de pólizas amparan $50 millones, $50 millones y $100 millones, respectivamente (50-50-100).
 
Sin embargo, con la legislación actual, que es mucho más estricta, estos amparos típicos podrían resultar insuficientes ante un accidente grave y dejarlo en la cárcel o en la calle. El cambio en el régimen penal permite que ahora se puedan imponer sanciones de hasta 1.000 salarios mínimos ($480 millones) por la muerte de una persona. Es por esto que, compañías como Liberty, han comenzado a ofrecer límites mucho más altos a carros particulares (por ejemplo: 300-300-600). Claro que el precio es mayor.

También debe revisar el servicio de la compañía en el momento del siniestro (prontitud en el pago del servicio, la red de talleres y los repuestos que utiliza). Puede informarse con personas que hayan tenido un siniestro y vivido la experiencia.

Más consejos
La mayoría de compañías brinda importantes descuentos por no haber presentado reclamaciones. Por tanto, no cobre daños pequeños pues daña su historial. Las empresas también premian la antigüedad. Los descuentos pueden ser hasta del 50%.

Como no conviene reclamar daños pequeños, podría aumentar el porcentaje que usted asume en caso de un accidente (deducible) para disminuir el costo del seguro.

Otra manera de obtener descuentos es mediante negociaciones colectivas. Revise las ofertas que tienen cooperativas y fondos de empleados en sus organizaciones.

La mayoría de compañías ofrece hoy servicios adicionales como grúa, carro taller (desvares), asesoría legal; algunas de ellas también dan asistencia en el hogar e incluso conductor de reemplazo (si va a tomar, puede pedir un chofer). Exija, conozca y use los beneficios adicionales que trae su póliza.

El costo de un seguro depende de la marca, modelo y valor comercial del vehículo. Debería considerar estos factores en el momento de adquirir uno. Por ejemplo, comprar un carro con bajos índices de hurto.

Para conocer las compañías, productos (amparos y deducibles), servicio, descuentos y precios es importante buscar la mejor asesoría posible. Busque un asesor y no un vendedor de seguros.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?